h1

31-ESTACION ESPACIAL INTERNACIONAL

enero 20, 2013

BD6334809Planeta Azul se presenta nuevamente con otra herramienta de estudio en la labor de revelar el secreto mayor guardado, esta vez con una investigación sobre  la Estación Espacial Internacional, Que es?, Para que fue creada? , Que relación tiene con los ovnis y la vida extraterrestre ?, Que misterios encierra?. La actual “Estación Espacial Internacional” (ISS de sus siglas en inglés) nació del programa espacial “Freedom” desarrollado por EEUU. En 1984, en su mensaje sobre el estado de la nación, el presidente Ronald Reagan estableció, oficialmente, la intención de desarrollar una estación orbital permanente, que después se conocería como Estación Espacial Freedom. Se invitó a países como Canadá, Europa y Japón a unirse a este proyecto y los acuerdos llegaron con la Agencia Espacial Canadiense (CSA) y la Agencia Espacial Europea (ESA) en septiembre de 1988, y con el gobierno de Japón (GOJ) en marzo de 1989. Sin embargo, en respuesta a sucesivas restricciones presupuestarias y protestas sobre una estructura administrativa inmanejable, la administración de la presidencia y el administrador de la NASA Dan Goldin, pidieron un rediseño de la estación en un plazo comprendido entre primavera y verano de 1993.Se desarrollaron tres alternativas para el programa espacial, de las cuales fue escogida la primera, bautizada por Clinton como Estación Alfa, una descargaversión simplificada del proyecto Freedom. Esta opción se convirtió posteriormente, en la Estación Espacial Internacional (ISS), en la que recaen los esfuerzos que la NASA está dedicando actualmente. Las condiciones que se establecieron para el desarrollo de la Estación incluyeron: el empleo de la mayor parte posible de hardware y sistemas ya desarrollados para la estación Freedom (aproximadamente el 75% de sus diseños fueron incorporados para el programa de la ISS) el continuo compromiso de todas las compañías internacionales en el proyecto y un diseño que pudiera ser implementado dentro de estrictas restricciones presupuestarias. En septiembre de 1993, se construyó un plan de desarrollo del programa (PIP) pensado para la nueva ISS. El PIP fue coordinado con el acuerdo de todas las partes comprometidas en aquel momento. Sobre este plan, la NASA alcanzó una resolución con el gobierno y el congreso de los EEUU, por el cual, la ISS sería desarrollada con un presupuesto de $2.1 billones por año, hasta un total de $17.4 billones. Por su parte, la NASA se comprometió a que el proyecto se desarrollaría con los $2.1 billones anuales, sin necesidad de presupuestos adicionales que pudieran surgir. A cambio, el programa no sufriría otros posibles rediseños. La administración y el congreso aceptaron. Mientras tanto las descarga (1)negociaciones entre los gobiernos de EE.UU. y Rusia continuaron sobre el tema de la cooperación, una vez superado el final de la guerra fría. En el proceso de esta negociación se sugirió la participación por parte de Rusia en el programa de la estación espacial. El 6 de diciembre de 1993 se formuló una invitación oficial a Rusia para participar como un miembro más en el proyecto espacial y, poco más tarde, Rusia aceptó la invitación conjunta de Japón, Europa y Canadá. Con el propósito de supervisar estos acuerdos, la agencia norteamericana formó una nueva oficina para este nuevo programa, situada en el Centro Espacial Johnson. Actualmente en el proyecto de la ISS trabajan 16 países: EEUU, Canadá, Rusia, Japón, Italia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega, Francia, España, Alemania, Gran Bretaña, Suecia, Suiza y Brasil. El 20 de noviembre de 1998, un cohete ruso Protón colocó en órbita el primer módulo de la futura ISS, el módulo ruso Zarya, diseñado para dotar a la Estación de la energía y propulsión iniciales. Poco después se le unió el Nodo 1 (Unity). Otros módulos vinieron después y la primera tripulación permanente llegó en el año 2000. El viaje continúa…La Estación Espacial Internacional (ISS) flota ya a una altura de entre 335 y 460 kilómetros sobre nuestras cabezas y vuela a más de 26.000 kilómetros por hora. En total se realizaron cerca de 45 viajes y 91 paseos espaciales, para completar la estación orbital.

  Finalizado su ensamblaje, estos son sus datos más significativos:

Nombre: International Space Station (ISS)
Laboratorios: 6 Inclinación órbita: 51,6º
Ocupantes: 7 Espacio habitable: 1.300 metros cúbicos
Altitud: 335 – 460 Km. Masa total: 415 toneladas
Velocidad: 26000 Km/h. Plazo de ejecución: de 1998 al año 2010
Órbita terrestre: una cada 90 minutos Vida útil: mínimo 10 años
Longitud: 108 metros Construcción en 3 fases
Anchura: 74 metros Inversión: más de 20 mil millones de euros

Completada la tarea, la humanidad ya cuenta con una reluciente estación permanente donde diseñar experimentos shuttle-spacestation-660x350científicos sobre materiales, biología o medicina y desarrollar nuevas técnicas de construcción y de ingeniería. Además, los conocimientos que se adquieran de estos experimentos y de la vida en el espacio serán básicos para que, en un futuro no muy lejano, el hombre sea capaz de llegar a Marte o construir una base permanente en la Luna. La tripulación de la Expedición 19 comenzó su viaje a la Estación Espacial Internacional el 26 de marzo de 2009 desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajstán, lanzamiento de una misión que, en última instancia, inauguro la ampliación de la tripulación de la Estación a seis miembros. A bordo de la nave Soyuz rusa TMA-14 nave espacial viajaron el cosmonauta Gennady Padalka, el astronauta Michael Barratt y el participante de vuelos espaciales tripulados EE.UU. Charles Simonyi. Padalka, de 50 años de edad, coronel de la Fuerza Aérea de Rusia, comando las Expediciones 19 y 20 así como el lanzamiento y aterrizaje de las naves espaciales Soyuz. Este fue su segundo viaje a la ISS después de la Expedición 9 en 2004 y su tercer vuelo al espacio, después descarga (2)de haber estado 387 días en órbita en sus misiones anteriores. Barratt, de también 50 años, actuó como ingeniero de vuelo a bordo de la Estación y de la Soyuz. Este fue su primer viaje al espacio tras una amplia experiencia en el campo de la medicina, incluidos los años que sirvió como médico de las operaciones del Programa de la Estación Espacial Internacional y como cirujano de vuelo de la NASA. Padalka y Barratt pasaron seis meses en el complejo espacial. Charles Simonyi, de 60 años, paso 10 días en la Estación gracias a un acuerdo comercial con el Organismo Federal Espacial de Rusia (Roscosmos). Este es su segundo vuelo a la ISS y se convierte así en el primer participante de vuelos espaciales que regresa al espacio. Su regreso a la Tierra en la nave Soyuz TMA-13 se produjo el 7 de abril de 2009 junto a la tripulación de la Expedición 18, el comandante Michael Fincke y el ingeniero de vuelo Yury Lonchakov, que estuvieron a bordo de la Estación desde octubre de 2008. La Soyuz TMA-14 naves espaciales que llevo a la tripulación de la Expedición 19 y a Simonyi se lanzó desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajstán, que tras un vuelo de dos días, atracó en el muelle del módulo de servicio Zvezda. Junto a ellos se unió el ingeniero de vuelo Koichi Wakata, de 45 años, de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón, que llegó a la ISS en la 24_02_2011_18_06_06_2107847541misión STS-119 del Discovery. La tripulación de la Expedición 19 realizo experimentos en una amplia variedad de campos, incluidas las ciencias de la vida humana, la física, la observación de la Tierra, y condujeron diversas demostraciones de tecnologías. Al igual que con anterioridad, muchos experimentos han sido diseñados para recopilar información acerca de los efectos en el cuerpo humano de los vuelos espaciales tripulados de larga duración, que ayudará en la planificación de futuras misiones a la Luna y Marte. La tripulación también llevo a cabo experimentos en colaboración con equipos en la Tierra, incluido el proyecto EarthKAM. EarthKAM permite a estudiantes programar una cámara a bordo de la Estación para realizar fotos del planeta. La cámara opera automáticamente, y las imágenes llegan a los estudiantes a través de Internet. Poco después de su llegada, la tripulación de la Expedición 19 se preparo para el desamarre en mayo del carguero Progress 32 y la llegada y atraque de su sucesor, el Progress 33. También dedicaron parte de su tiempo a la realización de ejercicios con el dispositivo avanzado de ejercicio resistivo, o ARED de sus siglas en inglés, que es uno de los tres dispositivos de ejercicios a bordo de la Estación. La tripulación siguió preparando el equipo ambiental regenerativo que tendría que soportar la ampliación en tamaño de la tripulación, que tuvo lugar en mayo de ese año. Esta actividad incluyo garantizar que el sistema de regeneración de agua, o epsilon-660x350WRS, estuviera listo para pleno funcionamiento. De momento no hubo paseos espaciales norteamericanos previstos para la Expedición 19 o 20. Sin embargo, el comandante Gennady Padalka y el ingeniero de vuelo Michael Barratt planearon utilizar los trajes espaciales rusos Orlan dos veces en junio, los que fueron los paseos espaciales rusos números 22 y 23. Para Padalka estos serian su quinto y sexto paseo espacial y para Barratt el primero y segundo. Los planes para los paseos espaciales aún se encontraban en estudio, pero varias tareas ya habían sido identificadas. Durante el primer paseo espacial, previsto para el 5 de junio. Padalka y Barratt instalaron una nueva antena al módulo de servicio Zvezda que se utilizará para guiar a los vehículos espaciales durante las operaciones de acoplamiento con la Estación Espacial Internacional. Para su segundo paseo espacial, previsto para el 10 de junio, Padalka y Barratt en principio no abandonaron el interior de la Estación. En lugar de ello, despresurizaron el pequeño módulo de acoplamiento que conecta el modulo de servicio Zvezda al módulo ruso Zarya e intercambiaron dos de las escotillas de su interior. Una de las escotillas tenía un cono de acoplamiento que Rusia utilizará para conectar su mini módulo 2 de investigación. Sin embargo, la escotilla con el cono de acoplamiento no estaba situada en el lado de la Estación en que el 8064AC74-0A76-474C-BCCA-F6D476C11F84_cx2_cy11_cw98_mw1024_s_n_r1módulo se acoplaría, por eso estas escotillas hubo que intercambiarlas. La ISS se desplaza cada día sobre nuestros cielos a una altura de unos 400 kilómetros. Su capacidad para reflejar la luz del sol hace posible que la podamos contemplar fácilmente. Su superficie mayormente acerada la convierte en el segundo objeto más brillante en la noche, después de la Luna y por delante de Venus. Para observarla de la mejor manera posible hay que seguir estos sencillos consejos: La ISS debe estar iluminada por el sol, es decir, fuera del cono de sombra de la Tierra. El sol debe estar a no menos de 10 grados bajo el horizonte o, en otras palabras, debe haberse puesto por lo menos 40 minutos antes o deben faltar más de 40 minutos para que salga. En su paso, la ISS debe elevarse más de 5 grados sobre el horizonte. A menos de 5 grados no es visible por la distorsión que genera la atmósfera La ISS supone una gran plataforma de investigación para diversos estudios científicos y tecnológicos: productos de fabricación espacial, astronomía, detección terrestre a distancia, mecánica de materiales y fluidos, desarrollo de plantas y animales, biotecnología (crecimiento de cristales de proteínas y sts-116-1cultivos celulares), epitaxia de haz molecular (EHM), etc. La mayoría de estos experimentos se cimientan en las condiciones de micro gravedad del medio espacial real. La micro gravedad del espacio se ha convertido en una herramienta importante para que los científicos puedan desarrollar materiales altamente sofisticados y procesos para el uso en estructuras y maquinaria electrónica avanzada, y otros productos que serán fundamentales en el siglo XXI. Bajo la micro gravedad, también llamada (inapropiadamente) gravedad cero, los materiales cristalizan de una forma distinta a como lo hacen en la Tierra bajo la fuerza de la gravedad. Este hecho hace que estos materiales, sintetizados en el espacio, puedan tener propiedades y comportamientos distintos a los conocidos hasta ahora. En estas condiciones, los científicos pueden abarcar un gran número de actividades, desde determinar las propiedades fundamentales que controlan cómo los materiales se forman y comportan, hasta sintetizar productos de alto valor para su uso posterior en la Tierra, en campos como la medicina, la biología o la article-1203447-05E69EFD000005DC-310_964x631química. Algunos ejemplos de los tipos de experimentos que se llevan a cabo abordo de la ISS son: Estudios sobre la cristalización de proteínas: en el espacio los cristales de proteínas pueden crecer de forma más pura a como lo hacen en Tierra. Su análisis mejorará la comprensión de la naturaleza de las proteínas, enzimas y virus, ayudando al desarrollo de nuevas drogas. A bordo del Space Shuttle ya se han realizado experimentos similares pero siempre han estado limitados por la corta duración de sus vuelos. Este juego de zeolitas ha sido estudiado en la ISS. Estos cristales son usados en muchos procesos de fabricación, incluyendo el refinado de petróleo. Los científicos estudian si los cristales crecidos en el Espacio, bajo condiciones de micro gravedad, mejoran las cualidades de los cristales crecidos en la Tierra. Unas zeolitas con nuevas propiedades podrían mejorar y hacer más eficiente la producción de gasolina. La vida en baja gravedad: se estudiarán los efectos que puede provocar, sobre los humanos, un largo periodo de exposición a la baja gravedad del espacio (atrofia muscular, cambios en el funcionamiento del corazón, arterias y venas, y la pérdida de masa ósea, entre otras). Para estas labores biomédicas se 1325680545_extras_video_4utilizará el Módulo Centrífugo. Este módulo utilizará una fuerza centrífuga que generará gravedad artificial en un rango desde cero hasta el doble que en Tierra. De esta manera se podrá simular la gravedad de la Tierra, para experimentos de comparación, o la de la Luna o Marte, para experimentos que proporcionen información útil para futuros viajes espaciales. La naturaleza del espacio: algunos experimentos se realizarán en el exterior de los módulos de la ISS. Se estudiará el medio espacial, el vacío y los efectos que sobre los materiales producen las partículas espaciales. Los efectos de la polución del aire y del agua, el smog sobre ciudades, la deforestación y los incendios forestales, así como los vertidos de aceite son visibles desde el espacio y pueden capturarse imágenes que proporcionarán una perspectiva global imposible de conseguir desde tierra. Observación de la Tierra: las observaciones desde órbita ayudarán al estudio de los cambios en nuestro medio ambiente a largo plazo. Se estudiarán los efectos de la irrupción de volcanes, antiguos impactos de meteoritos, huracanes y tifones; además de los cambios en la Tierra producidos por la raza humana. Observación del espacio exterior: cuerpos celestes, planetas, tráfico de ovnis, y posible vida inteligente extraterrestre tripulándolas, Posibles civilizaciones alienígenas en la Luna y Marte, así como también, en las lunas de los planetas externos de nuestro sistema solar. La Estación Espacial Internacional (EEI) (en inglés, International Space Station o ISS), también conocida como la Estación Orbital Internacional, 650_1200es una estación espacial tripulada que también funciona como un centro de investigación, observación y vigilancia en la órbita terrestre, en la durante su historia de construcción, ensamblaje, 45 viajes y 91 paseos espaciales, ha habido gran cantidad de avistamientos y encuentros con ovnis e inteligencias extraterrestres, que permanecen ocultas por la conspiraciones desinformativas, que conducen las agencias espaciales y las transnacionales aeroespaciales y armamentistas que conforman el nuevo orden mundial,  cuya administración, gestión y desarrollo está a cargo de la cooperación internacional. En el proyecto participan cinco agencias del espacio: la NASA, la Agencia Espacial Federal Rusa, la Agencia Japonesa de Exploración Espacial, la Agencia Espacial Canadiense y la Agencia Espacial Europea (ESA).[] Está considerada como uno de los logros más grandes de la ingeniería de la raza humana. La Agencia Espacial Brasileña participa a través de un contrato separado con la NASA. La Agencia Espacial Italiana tiene semejantemente contratos separados para las varias actividades no hechas en el marco de los trabajos de la ESA en la ISS (donde participa Italia También completamente). De muchas maneras la ISS representa una fusión de las estaciones espaciales previamente previstas: la Mir-2 de Rusia, la estación espacial descarga (3)estadounidense Freedom, el previsto módulo europeo Columbus y el JEM (Módulo Japonés de Experimentos).Los primeros planes de montar una gran estación internacional remontan a los años 1980. La estación se planificó en ese entonces también bajo el nombre Alpha, y seria el complemento magistral o el centro de operaciones de una avanzada red de tecnología aeroespacial, diseminada por la estratosfera y el espacio profundo alrededor de la Tierra e incluso hasta los confines del sistema solar, compuesto por gran cantidad de sondas no tripuladas, con la mas avanzada tecnología telescópica satelital, para la observación del espacio sideral y el universo. La ISS inicio su construcción desde 1998 y en el presente es el objeto artificial más grande en la órbita terrestre, completando una vuelta aproximadamente cada 91 minutos. Se encuentra a unos 400 km[] de altura (datos de junio de 2012), aunque su altura real puede variar en varios kilómetros debido a la fricción atmosférica y a las repetidas propulsiones. La oblicuidades de 51,6°. La estación ya ha alcanzado dimensiones aproximadas de unos 110 m × 100 m × 30 m, con una gran superficie habitable. Según los planes, debería mantenerse en operaciones por lo menos hasta el año 2020. Gracias a la ISS, hay presencia humana permanente en el espacio, pues ha habido siempre por lo menos dos personas a bordo de la ISS, desde que el primer equipo permanente entrara en ella el 2 de noviembre de 2000. La estación es mantenida sobre todo hoy día por las lanzaderas rusas Soyuz y la nave espacial imagesProgress; y en anteriores ocasiones gracias a los Space Shuttle norteamericanos, hasta el año 2011, ya que el programa de transbordadores espacialesde Estados Unidos ha sido cancelado ante sus exorbitantes costos para ayudar al recorte de gastos del gobierno estadounidense. En sus primeros tiempos, la estación tenía una capacidad para una tripulación de tres astronautas, pero desde la llegada de la Expedición 20, estuvo lista para soportar una tripulación de seis astronautas. Antes de que llegara el astronauta alemán Thomas Reiter, de la ESA; que se unió al equipo de la Expedición 13 en julio de 2006, todos los astronautas permanentes pertenecían a los programas espaciales ruso, estadounidense o canadiense. Entretanto, la ISS ha sido visitada por 205 personas de dieciséis países y ha sido también el destino de los primeros turistas espaciales. En líneas generales, se puede decir que la Estación Espacial Internacional es un gigantesco mecano situado en órbita alrededor de la Tierra a 400 km. de altura, de aproximadamente 109 m de longitud total sobre 88 m de ancho y una masa de file_20160114225224aproximadamente 420 toneladas. Con un volumen habitable de unos 916 m3, ya sobrepasa en complejidad todo lo que se concibió hasta la fecha. Puede acoger hasta siete astronautas permanentemente, quienes se suceden según las exigencias de las misiones. Su energía es proporcionada por los paneles solares más grandes que jamás se hayan construido, de una potencia de 84 kW. La estación ha progresado de manera sostenida, no solo en sus características técnicas, sino también en cuanto a la calidad de los espacios habitables, entregando mayor confort para las expediciones de larga duración. Actualmente tiene un espacio habitable comparable con una casa estándar de cinco dormitorios, tiene además dos baños y posee un gimnasio. Desde el 17 de julio de 2012 se encuentra tripulada por la expedición 32. En abril del 2010 se batió el récord de la mayor cantidad de mujeres en el espacio con cuatro astronautas abordo de la Estación Espacial Internacional.A partir de entonces empezó a cobrar fuerza la posibilidad de realizar actos sexuales en el espacio. Previo a este hecho sale a la luz publica (abril 2000) un libro exclusivo donde se images (1)abordaba el tema. Lleva como título “La Dernière Mission: Mir, l’aventure humaine” (La misión final: Mir, la aventura humana), del respetado científico y escritor francés Pierre Kohler. En sus páginas el autor desmenuza un informe confidencial de la NASA sobre una misión del transbordador espacial en 1996. En esa época los Estados Unidos y Rusia estaban investigando paralelamente los problemas con los que los seres humanos pueden encontrarse al pasar varios años en órbita. La última parte del estudio se centraba en el tema de las relaciones sexuales, algo sumamente importante si queremos conquistar verdaderamente el espacio. Los futuros colonizadores quizás deban pasar décadas en el espacio, y la reproducción no es una cuestión menor. La misión incluía el proyecto clave STS – XX.Este experimento tenía como objetivo explorar las diferentes posiciones sexuales que es posible realizar en un ambiente de ingravidez. A lo largo del desarrollo del experimento se pusieron a prueba veinte posturas sexuales. De este conjunto se eligieron las mejores diez. Para poder analizar concienzudamente los resultados, todo 0ufoISSel experimento fue grabado en vídeo por sus compañeros. La cinta resultante fue considerada tan “reveladora”, que incluso los directivos de la NASA sólo vieron una versión censurada de la misma. El resultado del experimento fue, que sólo son cómodas cuatro posturas sexuales, que pueden ejecutarse “sin asistencia mecánica”. Las otras seis seleccionadas necesitaron de un cinturón elástico especial y un túnel inflable similar a un saco de dormir para que los integrantes de la pareja pudiesen permanecer unidos. Como curiosidad, se supo que la clásica postura del misionero, una de las mas practicadas por los terrícolas de a pie, no es posible en gravedad cero. Aunque no hay una norma que lo prohíba, la respuesta de los involucrados es no. Así lo expresa al menos el comandante de la NASA Alan Poindexter cuando recientemente un periodista le preguntó sobre este asunto. “Somos profesionales. Nos tratamos con respeto y tenemos una gran relación de trabajo. Las relaciones personales no son una cuestión a discutir. No las tenemos ni queremos”, mintió. La NASA siempre evitó hablar del sexo en el espacio, y las investigaciones de los rusos también permanecieron encubiertas. Sin embargo, las agencias involucradas en el proyecto de la Estación Espacial se vieron forzadas a enfrentar el tema tras la publicación en una revista especializada 2_sallyride_full_landscape(Quest) de un estudio exhaustivo acerca de los efectos del aislamiento en los astronautas. El profesor Stephen Johnson comentó que una parte del estudio trata sobre cómo los astronautas manejan el estrés sexual en el espacio. El trabajo, de 15.000 palabras, titulado “Los efectos sociales y psicológicos del aislamiento en la tierra y en el espacio”, fue escrito por el periodista científico Peter Pesavento, quien investigó el caso de dos cosmonautas rusos que fueron acusados de cometer adulterio y mirar video pornográficos en la nave espacial; imputación que también alcanzó a los científicos que planeaban filmar a una pareja teniendo sexo abordo del MIR. “No es necesario decir lo que ansiamos,” escribió el doctor Valery Polyakov, dueño del récord de permanencia en el espacio, con 14 meses a bordo del MIR, en 1992. “Los hombres pensamos en esas cosas, uno no puede olvidarse de ellas. Pero estos pensamientos desaparecen con el tiempo. Hay cierta tensión que va creciendo, pero la “polución” ayuda a descargarla. Después, estos deseos se reprimen de nuevo. Y cuando nos preparamos para regresar a la tierra, tratamos de recobrarlos. El Servicio de apoyo psicológico nos mandó unas “coloridas” películas que nos ayudan a recuperar nuestra voluntad, a actuar como hombres adultos y normales. No hay nada de que avergonzarse. Todos tenemos esposas…”.Se rumorea que Polyakov sería el primer miembro del llamado “Club de las 200 millas de altura”, al que habría ingresado simultáneamente con la cosmonauta Yelena Kondakova. Pero las 1434485283_skinsuit-weightlessness-test-flightafirmaciones de que ambos tuvieron relaciones sexuales en el espacio fueron desmentidas por ellos y negadas por los oficiales. A Polyakov se le preguntó si había participado en algún “experimento” en reproducción humana y contestó: “Sólo en animales, y a cargo de los estadounidenses. Cualquier información de que tales experimentos hayan sido hechos por el programa ruso es falsa”. Sin embargo, el cosmonauta reflexionó acerca de la sexualidad humana en el espacio: “Sería deseable tener una vida sexual normal en los vuelos de larga duración”, dijo. Según fuentes de la industria aeroespacial, la razón por la que las agencias están trabajando sobre el tema no tiene nada que ver con la voluntad de correr ningún velo sino, en todo caso, con cuestiones prácticas: tienen miedo que los astronautas pierdan la cabeza en el espacio. De hecho, en enero del 1999, un científico canadiense que visitaba un módulo de simulación MIR fue AstronautsEatingBurgersatacado sexualmente por un cosmonauta ruso mientras dos de sus colegas, que habían estado tomando vodka durante las celebraciones de Año Nuevo, se peleaban entre si. Planeta Azul indaga lo relativo a esta espectacular obra, producto de la tecnología Aero Espacial “humana”, que viéndolo bien, pudiera ser el examen de admisión a los viajes interplanetarios tripulados, si especulamos un poco, basados en el modus operandi de las conspiraciones mundiales, sobre el tema espacial, podemos atar cabos, y plantearnos una temeraria hipótesis, basados en algunas premisas conocidas, y que han sido planteadas en anteriores publicaciones de nuestro portal. “Desde la estación espacial internacional se podrían hacer viajes hacia la luna y marte sin gastar cuantiosas sumas de dinero en combustible criogénico, así como también, se podrían probar los nuevos sistemas de propulsión antigravitatoria derivados de la tecnología inversa obtenida de las naves extraterrestres capturadas a través del tiempo, también se podría obtener la descarga (4)solución para la adaptación der ser humano a las grandes permanencias en el espacio y su reproducción, tan necesarias para su exploración, colonización y conquista, con el fin de hacer el contacto definitivo.

 

 

 

RECOPILACION INVESTIGATIVA: ING REYNALDO PEREZ MONAGAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: