h1

53-LINAJE GENERACIONAL DE LOS DIOSES ANNUNAKI

febrero 17, 2013

annunakis piramide[1]Planeta Azul continúa investigando el origen de la civilización humana en la historia sumeria relatada en las tablillas de arcilla encontradas en los muros del palacio de Asurbanipal en Nínive, traducidas por el arqueólogo e historiador, ruso-israelí, Zecheria Sitchin e interpretadas por el investigador español David1238034878810_f[1] Parceriza, en esa historia se revela que después de miles de años de conspiraciones y silencio sobre nuestros orígenes, ahora ya sabemos que no venimos del mono y que otra civilización extraterrestre nos creó a su imagen y semejanza, así como también, que las antiguas historias de sumeria fueron agregadas en la biblia con cronologías de tiempo erradas, para usarlas como medio de dominación de masas por la religión judeo cristiana. En ella se habla que durante la segunda generación de dioses, los hijos de los líderes Annunaki, deciden contraer matrimonio. El hijo de Enki, Nergal, conocido como dios del inframundo y señor de los muertos, se casa con la hija de Anu Ereshkigal, junto a la cual preside el mundo interno. El hijo menor de Enlil Ishkur, se casa con Shala, la diosa de las semillas, con la que tiene un hijo llamado Embilulu, un dios imagesCAKYOERKposteriormente conocido, como el señor de los ríos y canales. El dios lunar Nannar/sin, se casa con  una hija de Enki,  Ningal. De su imagesCA357KG1[1]unión nacen dos gemelos Innana (Ishtar) e Itu (Shamash), que tendrán una gran relevancia en los acontecimientos futuros, esa fue pues la tercera generación de dioses. Según los textos hace unos 256.200 años,  Nibiru  realizo un paso próximo a la tierra, arrastrando tras de sí, grandes fragmentos de roca, que llegaron a precipitarse contra Marte, la tierra y la luna. Tales espectáculos celestes, llegaron a captar la atención de Enki, a tal punto que decide viajar hasta la luna junto a su hijo Marduk, para instalar allí varios equipos para realizar un estudio exhaustivo sobre los movimientos y orbitas de los planetas, centrándose especialmente en los de la tierra. Pero cuando Marduk llego a la luna, sintió miedo por ser un lugar inhóspito y solitario, Enki le animo con estas palabras “con nuestros instrumentos podemos explorar los cielos distantes, en esta soledad podemos admirar la obra del creador de todo, quedémonos. Observemos las vueltas, como circunda la luna a la tierra, como hace la tierra sus vueltas alrededor del sol”.Ynannar[1] Enki y su hijo Marduk permanecieron en la luna durante doce largos años de profundos estudios. Enki agrupo 36 constelaciones, ubicadas en los tres caminos del cielo, el camino de Anu que comprendía la región del ecuador, el camino de Enlil, situado al ningal[1]norte del trópico de cáncer y el camino de Enki al sur del trópico de capricornio. Enki dividió la bóveda celesta en doce constelaciones zodiacales. Cada una fue bautizada con un signo del zodiaco y de ay surgió la astrología y el conocimiento del influjo de los planetas en los seres vivos. En la soledad lunar, Enki mantiene largas conversaciones íntimas con su hijo, Marduk le confiesa sentirse dolido porque Enki siempre había considerado a su hijo Ningichira como predilecto “no yo sino Ningichira y después de mi el más joven, para ayudarte fue invitado, con ellos no con migo tus conocimientos de la vida y la muerte compartiste” Enki le responde que no tiene motivos para quejarse por qué a él, le fue concedido el cargo para comandar a los IGIGI en la base marciana. Una y otra vez Enki le elude una respuesta clara, sobre el diosa-narunte[1]shamash100812[1]porqué le da a Ningishzidda y no a él, los secretos de la resurrección de los muertos y otras claves, pero da la sensación de que Enki consideraba a Marduk más capacitado para cuestiones políticas y de mandato, en cambio Ningichira era un gran científico más receptivo con el conocimiento medico y espiritual, pero Marduk sigue resentido, y entonces le replica: “ tu padre mío eres el primogénito de Anu, sin embargo Enlil y no tu, es el heredero legal, tu padre mío fuiste el primero en amarizar y fundar Eridu, sin embargo Eridu está en los dominios de Enlil y los tuyos están en el distante Apzu, yo soy tu primogénito de tu esposa legítima en Nibiru naci, sin embargo, el oro se reúne en la ciudad de Ninurta, para de ahí enviarlo o retenerlo, la supervivencia de Nibiru está en sus manos, no en mis manos” Las palabras de Marduk hacen meya en Enki, haciéndole recordar las infinitas humillaciones que le ha hecho pasar Enlil. Pero aun así, Enki evita hablar mal de enlil, en cierto modo acepta la situación, por mucho que Marduk intente provocarle odio y rebeldía. Entonces para calmarlo Enki, le hace la siguiente promesa: “eso de lo cual se me ha privado Nibiru[1]a mí, tu destino futuro será, tu tiempo celestial llegara, una estación mía junto a la tuya4[1] habrá” Mientras en la tierra, Enlil, está preocupado por la ausencia de ambos, son muchos años sin saber de ellos. Enlil envía un mensaje a su padre, el soberano Anu. “Enki y Marduk han ido a la luna sus acciones son un misterio no se sabe lo que están tramando” Cuando por fin regresaron, en la tierra se disputaban el liderazgo de la ciudad de Sippar, el puerto espacial. Enki sugirió que se la concedieran a Marduk, a lo que Enlil respondió, esa tarea está reservada para mi hijo Ninurta. Anu cansado de tanta rivalidad, sentencio, ni Enlil, ni Enki, ni Ninurta, ni Marduk, estarán al mando, asuma la responsabilidad la tercera generación, que sea Shamash el comandante de Sippar. Shamash era un ser benévolo quien no parecía compartir ningún atributo con su hermana gemela Ishtar, la diosa del sexo y la guerra, quien destacada por su arrogancia, vanidad y capacidad de manipulación. Cuando Sippar estuvo terminada decidieron que ya no era necesaria laasteroid[1] la-tierra-desde-la-luna[1]estación de paso marciana para el suministro de oro, pues desde Sippar, podían salir los cargamentos directamente hasta Nibiru.anu dijo cuando haya suficiente oro amontonado y almacenado en Nibiru, podrá reducirse el trabajo en la tierra, héroes y heroínas volverán a Nibiru, unos cuantos sharp mas de duros trabajos y volverán a casa. Pero los mineros no estaban nada motivados, que ellos esperaban era que el homo Neanderthalensis los sustituyera en sus trabajos. Ahora que los terrestres están proliferando que se encarguen ellos del trabajo, cuando el esclavo terrestre se encargo de las minas, los mineros se sintieron aliviados, pero eso causo nuevos conflictos.annu9[1] Aquellos Anunnaki que trabajaban para edificar las ciudades del Edin, también reclamaban la mano de obra de los terrestres y se dijeron, si los mineros se han liberado del trabajo, porque nosotros no? Fue Ninurta quien tomo la decisión. Ninurta dirigió una expedición, hasta el Apzu con cincuenta héroes. Iban pertrechados con armas. En los bosques y las estepas del astonautas_mirando_la_tierra_desde_la_luna[1]Apzu, persiguieron a los terrestres y con redes los capturaron, llevaron varones y hembras al Edin. Aquello enfureció a Enki, pues considero que habían profanado la dignidad de sus criaturas, además tuvo que presenciar el maltrato del que eran objeto, les golpeaban les daba latigazos y los forzaban a una esclavitud perpetua y sin descanso. Pero 3000 años más tarde se giraron las cosas, los descendientes del Adamu se habían enloquecido se habían propagado por todos los rincones, robaban el alimento de los dioses y sus genes se habían degradado al estado primitivo inicial, pero de la mano del destino, pronto llego la solución al problema. Enki mantuvo relaciones sexuales conzodiaco[1] dos hembras terrestres, de las que surgieron dos maravillosas criaturas, Adapa y Titi, los primeros Homo sapiens que pronto sustituirían al primitivo Neanderthalensis. Los niños pronto aprendieron a hablar. Enki y su esposa Dankina los criaron y se quedaron fascinados por sus capacidades. Enki dijo: “de mi simiente ha sido creado un nuevo tipo de terrestre a mi imagen y semejanza. De 214841_enlil[1]las semillas harán crecer alimentos y apacentaran ovejas”. A partir de entonces, los Annunaki y los terrestres quedaran saciados. Pero Enki quizá mantener en secreto el origen de esa milagrosa concepción. Le mostro a todos aquellos retoños. Pero sin revelar que eran hijos suyos. Pensó que podían acusarle de violar alguna ley, al intervenir en el ciclo de la evolución sin haberlo planificado previamente.nave-el-rumbo-L-gJ2Drq[1] Enki comunico la noticia a Enlil: “en el desierto ha aparecido un nuevo tipo de terrestre. Son rapados en aprender. Se les pueden enseñar conocimientos y oficios”. Enlil observo a los dos niños y no podía comprender como  habían podido surgir de aquellos primitivos unas criaturas tan bellas y de rasgos tan refinados, 2175228600_60370c599c_o[1]además eran muy parecidos a los Annunaki. Enlil se negó a creer que aquello era fruto de la casualidad, pero el visir isimut, insistió que los había encontrado en un cesto de juncos en el desierto. Confuso Enlil cedió y declaro: “es una maravilla de maravillas que hayan aparecido por si mismos en el desierto”. Enki y Enlil pidieron a su padre que desde Nibiru tejerán semillas para plantaciones de cereales y hortalizas con ellas la nueva raza colmaría de alimentos el planeta tierra. Cuando Adapa y Titi crecieron y se hicieron adultos, muy pronto se aparearon y tuvieron dos gemelos varones. Entonces surgió la agricultura y Adapa fue el primero en ejercer la ganadería, también se convirtió28c0ae1[1] en el primer hombre instruido en el arte de la escritura. Adpa vivía en Eridu, la ciudad de Enki y en pocos años se convirtió en un maestro ishtar[1]dedicándose a la enseñanza de la gramática a sus descendientes, además de buen pescador, fue de los primeros en hornear pan y preparar ofrendas y alimentos a los dioses. Fue instruido para rendirles culto en templos sagrados. Pero pronto un nuevo conflicto se generó cuando el gran soberano Anu, hiso una extraña petición. Quería conocer de primera mano a aquel misterioso hibrido llamado Adapa, del que había oído, tantas maravillas. Enlil temía que si Adapa era llevado hasta Nibiru le invitarían a tomar del agua de la vida. Enki por su parte tampoco podía permitir que le concedieran la vida eterna a Adapa. Además se planteó la posibilidad, de que si Anu quedara desencantado de Adapa, lo pudiera envenenar. Para evitar tanto su posible muerte, como su posible inmortalidad. Antes de partir hacia Nibiru y compareciera ante Anu, Enki le pidió que rechazara cualquier bebida o comida. Enki pidió a sus hijos Ningishzidda y Dumusi que acompañaran a Adapa en el viaje. Les dio instrucciones para que se aseguraran de traerle a Adapa de vuelta. A Ningishzidda le dio 498637[1]una tablilla sellada:” a mi padre Anu le entregaras esta tablilla en secreto”. Raparon la cabeza de Adapa para que pudiera ponerse un casco de águila y lo enfundaron en un traje espacial. Cuando la nave partió Adapa empezó a gritar, quería volver a tierra firme. Cuando la nave llego a Nibiru los Annunaki gritaron: “ha llegado a Nibiru un sr de otro mundo”, así decían las masas, una gran expectación reinaba en Nibiru, todos querían verlo y tocarlo. Cuando Adapa fue conducido ante la presencia del gran Anu, este se sintió fascinado al comprobar que podía entender su lenguaje. Entonces se dirigido a Adapa y le dijo “ven aquí ¿Cómo te llamas y cuál cienciaficcion_1315638-240[1]es tu ocupación?”. Mi nombre es Adapa, sirviente del señor Enki. Sus palabras sacudieron la sala, consejeros, nobles y príncipes no daban crédito. No imaginaban tal capacidad de entendimiento, viniendo de un ser primitivo. Anu estaba estupefacto. “maravilla de maravillas la conseguida en la tierra”. Adapa le recito versos y poesías que Enki le había enseñado, eufórico quiso celebrarlo y condujo a todos hacia el salón de banquetes. Entre aquel repertorio de comida, estaba el llamado elixir de Nibiru. La fórmula quecasco_de_astronauta_reflejo_wallpaper[1] prolongaba la vida. Anu quería que Adapa se quedara en Nibiru con ellos, premiándolo con la vida eterna. Pero Adapa se negó a centro-astrologico1[1]probar cualquiera de sus manjares. Entonces Anu se enfadó: “ porque ha enviado a Nibiru a este mal educado terrestre, para revelarle los caminos celestes? Venga Adapa ¿Por qué no comes ni bebes porque rechazas nuestra hospitalidad? El silencio de Adapa le irritaba por momentos. Anu pregunto a los hijos de Enki las razones de aquella negativa, pero nadie sabía nada. Entonces Ningishzidda le hizo entrega de aquella tablilla sellada que Enki le había dado. Quizás ahí se 580px-Sumerian_MS2272_2400BC[1]encontraba la respuesta. Anu se retiró hacia su cámara privada, abrió la tablilla y obtuvo la ansiada respuesta: “Adapa nació por mi simiente de una mujer terrestre” así decía el mensaje de Enki. “Adapa debe volver para vivir y morir en la tierra, la mortalidad debe ser su suerte, con la siembra y el pastoreo de sus descendientes habrá saciedad en la tierra”. Anu soltó una carcajada, ya sabía de la incontenible fama de libertino sexual de su hijo. Entonces pidió a Ningishzidda que regresaran a Adapa a la tierra. Pero ordeno a Dumusi que se quedara con él en Nibiru durante un Sharp, para que le sirviera en sus tareas del reinado. Cuando regresaron a la imagesCAVIYQOFtierra. Todos los líderes sabían ya la verdad sobre la paternidad de Enki. Se reunieron Ninhusak y Enlil para reírse en su cara. Enki avergonzado se defendió: “no he roto ninguna norma he asegurado nuestra saciedad”. Pero Enlil le soltó una de sus severas respuestas: “no has roto ninguna norma pero con tu acción precipitado has determinado los Ado de los imagesCA93OZ5BAnnunaki y los terrestres. Ahora la suerte está echada el Ado se ha impuesto al destino” (el avance del homo sapiens se inició hace 107.600 años). Poco antes de llegar Marduk. Enki pidió estricto silencio sobre lo ocurrido. No quería que su hijo supiera que él había engendrado al Adapa. Temía que pudiera sentirse ofendido al saber que 21[1]Adapa era el propio hermanastro de Marduk. Cuando Marduk llego y vio a los dos hijos varones de Adapa se encariño con ellos. Todos los líderes reunidos debían decidir quién sería el progenitor de los pequeños. Marduk quiso hacerse cargo del pequeño al quemqdefault[1] (4) bautizaron como Abael (el de las praderas mojadas) y se lo llevo hacia unas praderas. En cambio Ninurta se hiso cargo del hermano mayor y lo bautizo como Caín (aquel que en el campo hace crecer alimentos). Cuando los niños se hicieron hombres, Enlil propuso un acto de celebración, para comprobar la eficacia y fidelidad de Caín y Jewish People Building The PyramidsAbael en sus labores: “cuando se recojan las primeras cosechas, cuando madure la primera oveja. Se hará la celebración de las primicias” aquella tenía que ser, la primera vez que los dos hermanos, se inclinarían ante los dioses sumerios, más destacados, para ofrendarles sus alimentos. Llegado el día, Caín y Abael colocaron sus ofrendas a los pies de Enlil y Enki. Abael dispuso cereales y Caín un cordero. Enlil, alabo sus cometidos y Enki se levantó y exclamo: “carne para comer y lana para vestir han llegado a la tierra”. Yacain_and_abel008[1] concluida la ceremonia, Enki olvido bendecir a Caín. Un gesto que le causó gran rencor. Cuando los dos hermanos se retiraron, Abael se vanagloriaba de sus tareas: “yo soy el que trae la abundancia, el que sacia a los Annunaki, el que da fuerza a los dioses, el que proporciona lana para su ropa” aquellas palabras irritaron mucho a Caín, y este respondió ofendido, que él era el que procuraba la carne el pescado y el pan a los Enki Bilal - 02_thumb[8][1]dioses. Ambos se enfrascaron en una discusión, en donde la envidia reinaba con fuerza, los reproches se prolongaron durante todo un invierno. Cuando llego el verano, la falta de lluvia había secado por completo los campos de Abael y este se vio obligado a conducirlos hacia los campos de Caín, cuando Caín lo descubrió se fajo con él, en una violenta disputa, le exigió que retirara sus rebaños de sus tierras. En vista de que Abael se negaba, ambos se golpearon hasta que Caín tomo una piedra y le acertó en la cabeza una y otra vez, hasta matarlo. Cuando se dio cuenta de lo que había hecho. Caín lloro cain_y_abel[1]desconsoladamente, abrazando con fuerza el cadáver de su hermano. Esa misma noche, Titi la madre de ambos hermanos, tuvo un sueño premonitorio en el que vio como Caín asesinaba a Abael. Asustada cuando despertó, alerto a su marido Adapa y acudieron juntos al campo. Allí asistieron a la trágica escena. Caín permanecía aun agarrado a su hermano, presa cain-abel1del llanto y la desesperación. Cuando Enki llegó al lugar de los hechos, le grito a Caín, “maldito seas, tienes que irte del Edin, no te vas a quedar entre los Annunaki y los terrestres civilizados”. Enki no quiso condenar a muerte a Caín, solo exiliarlo de esas tierras. Después de ser enterrado Abael, Caín fue llevado a Eridu para ser juzgado.

 

 

 

RECOPILACION INVESTIGATIVA: ING. REYNALDO PEREZ MONAGAS

Anuncios

One comment

  1. son muy interesantes las especulaciones sobre el orígen del homo sapiens, yo apostaría por la evolución, ensayo y error .la supervivencia del mas apto el que aprendió a pensar, a crear herramientas para poder competir, usarlas contra criaturas mejor dotadas fisicamente pero no eran capaz de razonar,,el homo sapiens si;se agrupó ,descubrió el fuego aprendió a cazar en grupo, a elaborar estrategias y mantener un clan estableció gerarquias,, aprendió a vivir.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: