h1

58-LAS PIEDRAS DE ICA

mayo 9, 2013

draco2a[1]Planeta Azul se presenta de nuevo, esta vez, con una investigación sobre las enigmáticas piedras de Ica. En 1961 unas extrañas piedras (Gliptolitos) con sorprendentes grabados en sus superficies fueron encontradas por campesinos en un depósito oculto bajo las arenas del inmenso desierto de Ocucaje, en la costa del Departamento de Ica, Perú. Corría el mes de mayo de 1966. Cuando al consultorio del Dr. Javier Cabrera, situado en la plaza de Armas del pueblo de Ica, llego su amigo Félix Llosa Romero, llevándole un regalo…Se trataba de una piedra ovalada de color negruzco y aristas redondeadas; tenia grabada en una de sus caras la imagen de un extraño pez y su peso era mayor del que, a primera vista, correspondía a su tamaño. “Quedará muy bien como pisapapeles en su escritorio”, dijo Llosa, sin imaginar que su gesto amistoso seria el punto de partida de una larga investigación y de una polémica que iba a dividir a los estudiosos de la arqueología peruana. No era esta la primera pieza grabada que veía el Dr. Cabrera. Treinta años antes en la hacienda de su padre, una máquina que realizaba una perforación había extraído una piedra semejante de las profundidades de la tierra.300px-Ica_stones7[1] Los obreros que realizaban el trabajo afirmaron que era una piedra Ica; estaban habituados a desenterrar alfarería, metales y trozos de tela que daban testimonio de la gloriosa cultura que floreció en el Perú hasta la llegada de los españoles. El Dr. Cabrera había olvidado el incidente, pero el gesto de su amigo hizo revivir su interés por las extrañas piedras y le pregunto dónde la había obtenido. Llosa le dijo que su hermano poseía una gran colección, proveniente del caserío de Ocucaje donde un “huaquero” las extraía por docenas. Esto despertó la curiosidad del Dr. Cabrera quien, a lo largo de los años, ha reunido una colección de miles de piedras grabadas. Y, lo que es más, ha realizado una interpretación, tan original como subjetiva, del posible significado de los grabados. Esta interpretación ha sido recibida con gran escepticismo por la arqueología y la antropología convencionales, pero de ser cierta, revolucionaria todas las ideas actuales acerca de la antigüedad del 17ica3[1]hombre en la tierra y también de sus orígenes. El Dr. Cabrera descarta con firmeza que las piedras hayan sido grabadas por los incas. En primer lugar porque-según afirma-las piedras son muy anteriores al periodo en que los incas vivieron en el Perú y, además porque las piedras dan fe de conocimientos tecnológicos que los incas nunca poseyeron. En su enorme colección, el Dr. Cabrea ha clasificado las piedras en diversos grupos, según los símbolos que presentan. Hay series de piedras que describen con todo detalle la evolución de los dinosaurios, desde el huevo hasta la completa madurez; otras que relatan las incidencias  de complejas intervenciones quirúrgicas, otras que explican con todo detalle cómo era el planeta tierra antes de las  grandes convulsiones que imprimieron su conformación actual. Por otra parte Santiago Agurto, arquitecto y ex rector de la universidad de ingeniería de Lima, posee también una colección de piedras grabadas, extraídas de diversos enteramientos pertenecientes a las culturas Paracas, Ica, Nazca y Tiahuanaco; esto confirmaría la sacralización de la que fueron objeto las extrañas piedras por parte de aquellas sociedades. De todos modos hasta que no se demuestre de forma fehaciente la autenticidad y la antigüedad de las piedras grabadas de Ica, no se podrá dar una opinión definitiva, sobre su supuesto mensaje y sobre la interpretación que sobre sus imágenes ha hecho el Dr. Cabrera. 300px-Ica_stones18[1]El tiempo y una investigación más rigurosa darán la razón a él o a los arqueólogos convencionales, que tanto desconfían de sus piedras grabadas de la era terciaria.  En la actualidad, la mayoría de éstas piedras, cuya cantidad se estima en 20.000 ejemplares, se encuentran en el Museo de la Plaza de Armas de Ica. El fundador del museo y principal difusor de éste tesoro peruano, fue el Dr. Javier Cabrera Darquea, quien a través de los años fue recolectando estas piedras, a las que investigó y dedicó gran parte de su vida. Tratando de descifrar los Misterios que guardan las piedras de Ica. La Ciencia establece la aparición del hombre en la Tierra en el Período Cuaternario, negándole cualquier otra antigüedad, por lo que cabe destacar que las piedras han sido consideradas por la mayoría de los arqueólogos de renombre como falsificaciones hechas por los habitantes de Ica. Sin 2852631732_9f2f7fc257[1]embargo, y en contra de lo que la ciencia moderna establece como verdadero, el Dr. Javier Cabrera ha escrito un libro, que reúne 20 años de estudio de estas piedras y en el cual podemos encontrar pasajes tan misteriosos como los que a continuación mostramos: El Mensaje de las Piedras Grabadas de Ica, y descifrado por el Dr. J. Cabrera nos dice que… “El hombre proviene del Espacio”. En las Piedras de Ica, surgen inquietantes pistas. Una vez más se tiene la certeza de que la vida en el planeta no comenzó en el mismo, sino que probablemente llegó del Espacio. “…Hace millones de años, hombres de una inimaginable sapiencia procedentes de una humanidad establecida en un planeta del Cosmos, llegaron a la Tierra cuando la vida en nuestro planeta se hallaba en evolución. Sabemos que provenían de un planeta situado en la constelación de Pléyades, uno de los cúmulos de estrellas que forman parte de más de cien mil millones de estrellas que componen nuestra galaxia la Vía Láctea. Miles de piedras describen la historia de la humanidad. Más de una decena de miles de piedras, parecen constituir un enigmático mapa del Universo. Entre las lecturas de los investigadores de éstas piedras se pueden encontrar traducciones que van desde el campo de la medicina hasta la explicación de la desaparición de viejos continentes, entre ellos la Atlántida. También existen, entre los descubrimientos del Dr. Cabrera, pasajes sobre 2072663_1[1]máquinas voladoras que vencían la gravedad del planeta y constantes alusiones a la existencia de una forma de vida superior, que habría tenido contacto con ésta antigua civilización peruana. Cabrera con sus propias palabras señala que “descubrió que estas piedras eran parte de un extraordinario archivo lítico de hechos humanos que trascendían el espacio peruano y el del planeta, así como no cabían en el tiempo geológico que los científicos habían asignado al origen y evolución del género humano”. En su museo, él rescató del olvido más de 15.000 de estos testimonios pétreos. Poseen diferentes tamaños (hasta un metro) peso (20 g a 500 Kg) y colores (gris, negro, amarillas y rojizas). Son del tipo de andesitas, no muy duras y oxidadas en su superficie. Estudios de Carbono 14, solicitados a la Universidad Autónoma de Madrid en el 2003, por los investigadores españoles Félix Arenas y María del Carmen Olázar arrojaron, en algunas muestras, una antigüedad de entre 60.000 a 100.000 años. Este descubrimiento, no exento de una gran polémica ya que contradice lo hombre-volando-en-un-pteroldactilo-de-piedras-de-ica[1]que hasta ahora la ciencia ha señalado, estaría afirmando que hubo coexistencia del Hombre con el Dinosaurio, por lo que nuestra antigüedad se remontaría al menos a 60 millones de años a diferencia de los 40 a 250 mil que la Paleontología establece. Entre los grabados se pueden ver en 205 de estas piedras el ciclo reproductivo completo de un pez primitivo, sin maxilares que desapareció hace unos 200 millones de años. En otras se aprecian imágenes de transfusiones de sangre de mujer embarazada e incluso trasplante de órganos (riñones, corazón). Hay una que muestra una aplicación de anestesia por gas en una operación de cesárea; otras que muestran, por inverosímil que parezca, trasplante de hemisferios cerebrales, el uso de energía electromagnética, pirámides, viajes por el espacio, hombres que miran las estrellas con catalejos, que miran unos petroglifos o fósiles con lupas, mapas estelares, mapas de la Tierra tal como estaba hace 13 Gliptolitos-celebres-4[1]millones de años. En otras piedras grabadas se aprecian 13 constelaciones, las ya tradicionales y una extraordinaria que es la constelación de las Pléyades. Estas 13 constelaciones corresponden al Zodíaco Babilonio que usaba esta forma de registrar el paso de nuestro planeta por la bóveda celeste. En la actualidad, las Pléyades está incluida en la de Tauro. En agosto del 2007 se produjo en la zona sur del Perú un terremoto grado 7,9 en la escala Richter que ica469a[1]dejó el museo del Doctor Cabrera en un estado lamentable destruyéndose algunas de las piezas de la colección. Si bien al Doctor Cabrera (fallecido 30/12/2001) se le reconoció su dedicada y extensa labor al estudio y comprensión de este llamado tesoro de la humanidad, la comunidad arqueológica no ha prestado el debido interés por estudiar en detalle lo que hay en ellas, tomando más bien una actitud distante, incluso algo displicente, actitud que he de suponer se debe a que al mundo científico (del orden imperial establecido) le resulta difícil cambiar sus paradigmas y nadie desea con mucho ahínco ir en contra de lo que se ha repetido por años. Pero así no se avanza. Tres grupos, en particular, se han esforzado para apoyar la autenticidad de las piedras:

  1. los que      creen que los extraterrestres son una parte íntima de la verdad de la      historia de la Tierra (los estudiosos de los antiguos astronautas)
  2. fundamentalistas      del creacionismo a los que se les hace la boca agua de pensar en un      posible error de antropólogos, arqueólogos y biólogos evolucionistas,      entre otros.
  3. los      historiadores de mitos y leyendas, que afirman que los mitos y leyendas      antiguas son relatos verídicos y precisos que deben de entenderse      literalmente.

El pasado de nuestra humanidad sigue siendo un misterio y si no hay un real interés por plantearse la posibilidad de intervención de visitantes de otros 6[1]mundos, difícilmente encontraremos ese tan buscado “eslabón perdido” ni mucho menos, el verdadero origen de la raza humana.

 

 

 

 

 

 

 

 

RECOPILACION INVESTIGATIVA: ING. REYNALDO PEREZ MONAGAS

Anuncios

5 comentarios

  1. Actual reportaje de las Piedras de Ica muy interesante.
    Por el mismo tema no dejen de visitar http://www.piedrasdeica.es y http://www.abradamus.com
    Saludos y gracias


  2. INTERESANTE EL TEMA. SIEMPRE HE QUERIDO SABER ACERCA DE DONDE VINIMOS? A DONDE VAMOS? EL FUTURO ES INCIERTO?


  3. DE DONDE VENIMOS? A DONDE VAMOS? EL FUTURO ES INCIERTO?


  4. ESTAS PIEDRAS DEMUESTRAN QUE LOS DINOSAURIOS VIVIERON CON LOS HOMBRES. TRAERIA ABAJO LA TEORIA EVOLUCIONISTA Y LOS REGISTROS FOSILES QUE POR TANTO TIEMPO NOS ENGAÑARON LOS FAMOSOS CIENTIFICOS.


  5. Extraordinario reportaje porque acabaría con la teoría evolucionista y me pregunto ¿Por qué los arqueólogos y antropólogos si niegan a investigar dichas Piedras? Acaso están presionados o amenazados por Gobiernos, Noblezas, Grupos Religiosos (Altas Esferas), Banqueros, etc; para que no se conozca la verdad del origen de la humanidad? Por qué Temen?



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: