h1

75- LOS ANUNNAKI LA REBELION DE MARDUK EN LA TORRE DE BABEL

septiembre 3, 2013

imagesCAE5FBJLTras la partida de Marduk, Enlil convoco a los líderes, para repartir nuevos dominios. A Ninurta se le concedieron todos los derechos de gobernabilidad aplicables, desde entonces a su padre. Ishkur heredo el lugar de aterrizaje en Baal-Beek. Nannarsim heredo sumeria y la península del Sinaí, siendo su hijo shamash el comandante de Tilmun y Enki cedió las tierras de Egipto a Ningichira. Entonces los dioses hicieron un balance, de hasta qué punto, su cimiente pura estaba siendo diluida, después de haber mesclado su sangre con los terrestres. Había que encontrar formas para controlar a las masas humanas, que tan rápidamente se propagaban, había que detener aquel ritmo, o los terrestres gobernarían la tierra. Hasta que consideraron como establecer asentamientos para ellos mismos y otros para los terrestres,  como mantener su nobleza sobre la humanidad, como hacer que los muchos obedecieran y sirvieran a los pocos. Anu viajo hasta la tierra para ser informado sobre los detalles del diluvio universal y trazar nuevos planes de conquista, Anu fue informado del diluvio y  de cómo lograron sobrevivir los images[4]terrestres, a bordo de aquella embarcación. Enki le dijo que la supervivencia de aquellos terrestres se debía a la llegada de aquel emisario suyo llamado Galzu, ya que este le había facilitado a Enki las medidas del arca y todo lo demás. Pero Anu perplejo le dijo a todos, “nunca he enviado a la tierra a un emisario secreto con ese nombre”. Enki no podía creerlo, si Galzu no era emisario de Anu, ¿quién era? Y ¿porque determino de esa forma la supervivencia misma de la especie humana? Galzu no podía ser ninguna alucinación, todos lo vieron y lo tocaron, los tres líderes lo habían visto bajar de una nave, los tres hablaron con él. Anu estaba también perplejo con la historia, pero la escribió, sin embargo, Anu les dijo que Galzu había mentido en una cosa, los que regresaban a Nibiru, no perecían, solo presentaban síntomas leves de confusión y nauseas, típico, de los cambios de ciclos Nibiru años. ¿Cómo podía haberles mentido Galzu con algo tan grave?, Cuando en lo demás fue tan acertadamente predictivo, trazando la imagesCA91N6RRestructura de una embarcación que había salvado la vida de los terrestres. Anu tan solo pudo extraer una conclusión de todo esto y pronuncio estas palabras “mientras nosotros decretábamos destrucción, la mano del destino dirigía cada paso, la voluntad del creador de todo, es evidente”, luego Enki añadió, “la tierra pertenece a los terrestres, se nos ha utilizado para civilizarlos y hacerlos avanzar, si esa es nuestra misión aquí, actuemos de acuerdo con ello”. Pero Enlil no opinaba lo mismo. Anu decreto que los Anunnaki debían dividir la tierra en cuatro regiones, tres de ellas se compartirían con el hombre y la cuarta Tilmun estaría restringida, solo para los dioses. Anu reclamo la presencia de Marduk, quería pedirle disculpas por algo que había sucedido, hacía mucho tiempo, Anu pensaba que el hecho de haber invitado a Dumuzi y a Ningichira a Nibiru, sin haber pensado en él, le había engendrado un rencor desmesurado y no se equivocaba. Por esa razón Anu se sentía en deuda con Marduk y en lugar de castigarlo por su rebeldía, quería reunirse con él para indultarlo, cuando volvieron a reencontrarse, Marduk comunico a Anu la muerte de su esposa Sadbani, anu lo abrazo y conmovido le dijo, “suficiente has sido castigado, y luego lo bendijo para1-picture4_thumb[1] perdonarlo de todas las pruebas de las que estaba acusado, tras el conflicto armado. Anu se sintió satisfecho con la reconciliación y decidió partir con su carro cargado de oro hacia Nibiru. Pero como siempre ocurría, cuando anu partía los conflictos volvían a escena. Marduk supo, luego que anu había ordenado dividir la tierra en cuatro regiones y que Ishtar heredaría uno de esos dominios. Como era eso posible, si ella poseía uno de los rangos numéricos más bajos, el quince. Probablemente fuera debido a que Ishtar era la nieta preferida de Anu y cualquier capricho que reclamara, se le concedía sin problemas. Zecharia sitchin, postulaba, que quizás Ishtar, le concedía favores sexuales Al rey Anu. La primera ciudad exclusiva para los dioses fue Ki-Engi, “la tierra de los nobles vigilantes”, pero la primera ciudad consagrada para los hombres fue Kishi, “ciudad wilds001[1]cetro”, gobernada por Ninurta, allí las gentes de cabeza negra, aprendieron matemáticas y se estableció la primera realeza terrestre, “hombre poderoso, “fue el “primer título real” otorgado a un humano. Para convertir Kishi en el centro de la humanidad civilizada, Ninurta acudió a Enki para obtener tablas “Me”, en donde se albergaban formulas divinas, concernientes a la realeza. Enki le concedió cincuenta tablas “Me”, para convertir Kishi en una gran ciudad real. En Kishi llegaron a gobernar veintitrés reyes y la ciudad tuvo una vigencia de esplendor de más de cuatrocientos años. Más adelante, Ishtar logro seducir a Enki para robarle tablas “Me” que contenían datos valiosos, sobre gobernabilidad y tácticas de guerra. Logro emborracharlo y le sustrajo un total de noventa y cuatro tablas “Me”. Marduk exigió una ciudad sagrada para él, pero Enlil se la negó. Entonces presa de ira, Marduk desafío al gran líder, levantando una enorme torre de babel, cuya cima pudiera alcanzar los mismos cielos. Marduk se estaba volviendo poderoso, reclutando a miles de terrestres a su servicio. Aquella torre de babel estaba adquiriendo unas proporciones tan majestuosas, que ponía en evidencia la supremacía del poder en Lilitza. SegúnimagesCAMNV4CT sitchin, la torre era en realidad una plataforma de lanzamiento para cohetes, propia de un puerto espacial, lo que irrito a Enlil, fue que Marduk estuviera a punto de iniciar la era espacial en pleno año 3500 antes de cristo, compartiendo toda su tecnología y conocimiento con el hombre antiguo. Los hijos de Enlil, pronto entraron en acción, Ninurta y los suyos, desde sus naves celestes, dejaron caer sobre la torre en construcción, fuego y azufre, la torre fue retirada y a sus seguidores, consiguieron dispersar. Enlil decidió romper la unidad entre los terrestres que seguían a Marduk. Diciendo “hasta ahora todos los 05A[1]terrestres tenían un solo lenguaje”. En una única lengua hablaban. “En lo sucesivo confundiré su lenguaje, para que no se comprendan entre sí”. Este fue el conflicto que marcó el inicio de la disparidad de lenguas entre los pueblos. El origen de las lenguas no fue casual, ni fruto de una evolución natural. Se trató más bien de un plan muy bien urdido para crear dispersión y así debilitar el buen entendimiento de los pueblos, para que se establecieran fronteras y delimitaciones y así sesgar conceptos unitarios que pudieran hacer fuerte al bando terrestre, bajo la máxima de divide y vencerás. Cuando la ciudad de Kishi, cedió la línea monárquica de Unupki, Ishtar la gobernó con mano firme. Un himno de celebración, decía, así imagesCAPFCXEO“Dama de los “Me’s”, reina brillante resplandeciente, por el amor de Anu consagrada, portadora de grandes adoraciones, Dama de los grandes “Me’s”, de ellos es la guardiana”. Ishtar estaba pletórica como señora del Unupki. Pero su poder solo empezaba a extenderse. En cuanto se hubiese establecido la segunda región, llegaría su momento álgido y la tercera región sería totalmente suya, un hecho que sacaba de equisio a Marduk. Cuando Marduk regreso a Egipto para volver a gobernarlo se tuvo que enfrentar contra su hermano Ningichira y le amenazo así “Tú me has quitado mi sitio, de ahora en adelante solo serás un ayudante mío, pero si te sientes inclinado hacia la rebelión, a otra tierra tendrás que largarte”. Ningichira no quiso ceder tan fácilmente y durante trecientos cincuenta años, estuvo en constante conflicto con su hermano, hasta el día en que Enki, le aconsejo un camino hacia la paz, emigrar hacia otras regiones, y así lo hizo. Ningichira se dirigió hacia las imagesCAE12HKAselvas amazónicas y en Mesoamérica se estableció como el dios de la sabiduría, compartiendo sus conocimientos con el hombre. Fue conocido como Quetzalcoatl “la serpiente emplumada”. Marduk por fin se proclamó amo indiscutible de Egipto. Marduk fue renombrado como Ra “El brillante” y cuando empezó a gobernar, modifico gran cantidad de cosas. En primer lugar unifico las ciudades del norte y del sur para conformar Menanefer, cuyo rey fue Mena. El generoso Enki desplego todos sus “Me’s” a disposición de su hijo para convertir a Egipto en una civilización poderosa y fértil. Enki le designo a Marduk un sector celeste que le representara y eligiera la constelación del carnero. Marduk reunía pues, todos los elementos imagesCAR6ZOOCcaracterísticos del belicoso signo de Aries. Ishtar heredo una región llamada Aratta “El reino arbolado” ubicado en un frondoso valle de grandes llanuras, donde los terrestres cultivaban cereales y el ganado podía nutrirse con los extensos campos de pastos. Los expertos no tienen claro donde se hallaba exactamente Aratta, algunos opinan que estaría emplazada entre Pakistán y la India occidental, otros la sitúan en el sur de Irán. Pero las tierras de Ishtar, o Afrodita, como también era conocida, no imagesCA5W5TPLprosperaban como las de Egipto, que gobernaba su odiado Marduk. Ishtar estaba hundida y presa de ira, además no superaba la muerte de su amado Dumuzi. En uno de los recintitos de Unupki, Ishtar construyo la llamada “casa para el placer nocturno”. La diosa atraía con sus encantos a hombres jóvenes para sus noches de desfogue sexual, los engañaba prometiéndoles una larga vida junto a ella y sus riquezas. A la mañana siguiente de cada orgia, los hombres aparecían muertos en la cama de Ishtar, la diosa se había convertido en una enferma sedienta de sangre que cometía delirantes actos psicóticos. Mientras en Egipto, Marduk se auto proclamaba el mayor de los dioses “Aquel que no tiene igual, el gran solitario y único” así se situaba, a sí mismo, Marduk como Ra, por encima de todos los demás dioses. Aquellas alabanzas en las que desafiaba al resto de 2271603[1]dioses, llegaron a oídos de los líderes, quienes las acogieron con alarma e indignación. Enki se asustó por la provocación que sus palabras causaban en los grandes Anunnaki. Aquel egocéntrico gesto podría conllevar represarías graves y hacer enfurecer a Enlil y a los suyos. Las tierras del Edin estaban bien delimitadas en gobernabilidad con respecto a Egipto. Enki fue a ver a Marduk y le dijo “Que es lo que pasa, inauditas son tus pretensiones” Marduk le respondió con aplomo que los cielos anunciaban su victoria absoluta por encima de imagesCAEQ7TSFtodos, una supremacía dada por una señal celeste incuestionable. La era de Tauro, el signo de Enlil se agotaba y pronto se instauraba la era de Aries. Así dijo Marduk pletórico, “En los cielos la era del Carnero, miera, eta llegando, los augurios son inequívocos”. Se hallaba Marduk en lo cierto? Indicaban los cielos el fin de la era de Enlil?. Las provocaciones siguieron durante mucho tiempo y el resultado sería una guerra tan atroz como nunca había conocido el ser humano. Planeta Azul les invita a seguir el final de la historia de los Anunnaki divinidad_posiblemente_amon[1]en la tierra, signado por cruenta violencia y devastadora destrucción bélica.

 

 

 

 

 

 

 

 

RECOPILACION INVESTIGATIVA: ING. REYNALDO PEREZ MONAGAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: