h1

112- CHINA EMPRENDE EXITOSA CARRERA ESPACIAL

febrero 2, 2014

312402_111228_1Estados Unidos amenazó a China con tomar acciones militares en su contra si seguía con su carrera espacial, según los documentos diplomáticos estadunidenses filtrados por WikiLeak y difundidos por The Daily Telegraph en su página web. Estos documentos, forman parte de los miles de documentos sobre la política diplomática de Estados Unidos que sacó WikiLeaks a la luz pública, los cuales revelan que las superpotencias nucleares lanzaron sus propios satélites utilizando imagesCAEUDPNJmisiles sofisticados “para medir fuerzas”. “El Gobierno estadounidense estaba tan indignado por las actividades espaciales de China que amenazó en privado a Pekín con una guerra militar en caso de no desistir”, destacó el reporte del diario británico, citando a los documentos secretos estadunidenses. Las autoridades chinas, haciendo caso omiso y ejerciendo su soberanía, continuaron realizando pruebas especiales, incluso hasta el año pasado, slideissue38074jmnmjmnmlo que llevó a la secretaria de Estado estadunidense, Hillary Clinton a emitir al gobierno de China una protesta formal con la clara pretensión de creerse los policías del mundo y detener la carrera espacial de china. Sin embargo, el gigante asiático justificó sus acciones al proyecto de Estados Unidos para desarrollar un sistema “ofensivo” de láser que tendría la capacidad de destruir los misiles antes de salir del territorio enemigo. Las diferencias entre China y Estados Unidos por la conquista espacial comenzaron en enero de 2007, cuando Washington con su clásica manera injerencistandicece derribó uno de los satélites meteorológicos chinos a un nivel orbital próximo a 850 kilómetros sobre la Tierra. Según, el informe el ataque fue ante el temor de Estados Unidos de que el Gobierno chino tuviera el poder suficiente para “causar caos” al destruir satélites civiles y del Ejército estadounidense. Además, según los documentos, Estados Unidos habría destruido en 2008 uno de sus satélites, que tenía serios problemas de funcionamiento, para demostrándole a China que también contaba con capacidades misilísticas en el espacio. De acuerdo con las estadísticas oficiales internacionales, durante el 2013, solo CHINA 10 SHENZHOU13 países diferentes lanzaron 24 naves espaciales a la órbita alrededor de la Tierra con el objetivo de obtener imágenes de nuestro planeta. Por cuarta vez consecutiva, el líder en el número de lanzamientos fue China, con ocho satélites. Rusia realizó tres lanzamientos. Mientras tanto, para el año 2020 Rusia planea dejar de comprar datos a naves espaciales extranjeras y asegurarse todos los tipos de sondeo de la 1111112Tierra: radares, sistemas ópticos, entre otros. Para ello, según declara Valeri Zaichko, de Roscosmos, se prevé un considerable aumento de los satélites de teledetección remota, y pasar de cuatro a 26. Sin embargo, estos datos abarcan tan sólo una parte de la actividad espacial. Existe también la cosmonáutica tripulada, donde el liderazgo de Rusia ha estado claro. Sin embargo, los hechos hablan por sí solos. En primer lugar, China tardó un año menos que la URSS en recorrer el camino desde el primer lanzamiento tripulado hasta colocar astronautas en órbita. La primera tripulación soviética habitó la estación ‘Saliut-1’ en 1971, diez años después del vuelo de Yuri Gagarin. Mientras que en 2012 se vieron a los primeros ‘taikonautas’ a bordo de la estación china ‘Tiangong-1’, nueve después del primer lanzamiento tripulado en la historia china china_dentrode Yang Liwei. Lo que incomoda a la prepotencia imperial  del proyecto espacial chino es que su más importante hito, que hasta el momento, ha sido lograr un primer alunizaje suave con el Chang E3 (14/12/13) en su primer intento, algo que no lograron los soviéticos ni los norteamericanos en su momento. Además, se sabe que la nave espacial china ‘Shenzhou’ se basa en la nave soviética “Soyuz”. Entre tanto, el vehículo chino fue modificado y mejorado de manera tan radical que hoy en día sería justo hablar de una nave propia china. En particular, prevé el desacoplamiento en órbita para que755944 un módulo con astronautas pueda volver a la Tierra mientras que el otro continúa en el espacio trabajando como un laboratorio automático. Una de las principales diferencias entre el discípulo y el maestro es la mejor capacidad energética de ‘Shenzhou’ y un mayor volumen interior. Un hecho importante es que las estaciones orbitales de largo plazo (DOS) son el orgullo de la cosmonáutica tripulada rusa. Sin embargo, la Estación Espacial Internacional se ha montado en mayor parte con naves estadounidenses de uso múltiple, y además el segmento propio ruso no está imagesCAIOBSCXdesplegado por completo. A la hora de hablar de las DOS desde el punto de vista cuantitativo, China está todavía muy lejos de Rusia, pero la cantidad, al igual que la experiencia, es una cuestión de tiempo: para el año 2020 China prevé montar en la órbita alrededor de la tierra una DOS trimodular ‘Tiangong-3’ con una masa cercana a las 60 toneladas. En este punto es importante señalar la cuestión de las altas tecnologías, cuya participación en la industria espacial de ambos países es determinante. Según comunicó a principios de octubre del 2013 el órgano oficial de prensa de China “Rénmín Rìbào”, “actualmente China ocupa el tercer lugar del mundo en volumen general de inversiones en investigación y producción, reduciendo poco a poco la diferencia con los países desarrollados y avanzando en la consolidación de su condición imagesCAHKSPUBcomo un gran país en el área de ciencia y tecnología”. En el 2012 China sumó el 14,2 % de los gastos mundiales en investigación y desarrollo experimental. El país asiático solo fue superado por Estados Unidos, cuya participación fue del 31,1% y la Unión Europea, con un 24,1%. La participación de Rusia fue del 1,9 %. Al mismo tiempo, 1370938129_41650las autoridades chinas persisten en promover la idea de dejar de ser “la planta de montaje” mundial y convertirse en un país de vanguardia en el desarrollo y producción de altas tecnologías. Algunos estados vecinos ya comienzan a quejarse de la huida creciente de sus científicos a China, así hablan, en particular, los funcionarios japoneses. Entonces, ¿cuál es la situación de Rusia? Según afirma Tamara Kasiánova, primera vicepresidenta del Club de Directores Financieros de Rusia, el principal problema de los científicos F201206151552492751482822rusos consiste en la ausencia de unas condiciones adecuadas, incluidas las financieras. Al mismo tiempo, Yuri Karash, de la Academia Rusa de Cosmonáutica, ha señalado que “a los ingenieros y proyectistas rusos no les faltará inteligencia para resolver las más innovadoras y ambiciosas tareas del espacio que puedan plantearse en las próximas etapas del desarrollo científico y tecnológico”. Sin embargo, el tiempo no espera. Hoy en día, a nivel cualitativo la cosmonáutica china es igual a la rusa. El volumen del ‘discípulo’ todavía está lejos del ‘maestro’, pero la aspiración por ser un líder mundial a nivel espacial y la actual política científico-técnica pronto permitirá a China nivelar esta diferencia. Según la cosmonáutica china, estos son algunos de Finaliza-China-espacial-tripulada-AFP_NACIMA20130626_0054_6los principales hitos del programa espacial chino: -A principios del siglo XVI: Wan Hu, un funcionario imperial, intenta convertirse en el primer astronauta a bordo de una silla especialmente diseñada y propulsada por cohetes de la época. Pese al fracaso del intento, en el que Wan falleció, China lo considera como precursor de la carrera espacial nacional, y uno de los cráteres de la Luna lleva su nombre.

1956.- China abre su primer centro de investigación de misiles y cohetes, el Instituto china1Número 5, dependiente del Ministerio de Defensa y dirigido por el científico Qian Xueshen, considerado el padre del programa espacial chino.

1964.- Un cohete transportando ratas albinas es lanzado con éxito en Gangde, en la provincia oriental china de Anhui.

1970.- China se convierte en el quinto país del mundo en lanzar un satélite en órbita, el Dongfanghong 1 (Oriente Rojo), propulsado por el cohete Larga Marcha y destinado a experimentos científicos.

imagesCARSNL2I1975.- China lanza su primer satélite recuperable, que regresa a la Tierra tres días después, y se convierte en el tercer país del mundo en conseguir este logro.

1988.- China lanza su primer satélite meteorológico, el FY-1A.

1999.- China lanza el Shenzhou 1 (Nave Divina), de carácter experimental, que regresa con éxito.

2001.- Se lanza al espacio el Shenzhou 2, llevando en su interior proyectos científicos imagesCAZ7PDWPexperimentales.

2002.- China lanza el Shenzhou 3, también no tripulado, que logra orbitar sobre el planeta 108 veces.

2002.- El Shenzhou 4, con una tecnología que según China “ya es suficiente para enviar un hombre al espacio”, es lanzado al cosmos y regresa con éxito.

2003.- El Shenzhou 5, primera nave tripulada de China, es lanzado al espacio y su astronauta, China en la LunaYang Liwei, entra en la leyenda del programa espacial nacional, tras orbitar alrededor de la Tierra durante 21 horas y regresar el 16 de octubre.

2005.- El Shenzhou 6 es lanzado con dos astronautas a bordo, Fei Junlong y Nie Haisheng.

2007.- China lanza el satélite de exploración lunar Chang E1, lo que convierte al país en el quinto en enviar una misión no tripulada a la Luna.

2008.- Lanzamiento del Shenzhou 7, con tres astronautas a bordo, que llevarán a cabo el cosmodprimer paseo espacial de cosmonautas del país asiático.

2008-  El 29 de octubre. El satélite Simon Bolívar construido por china para la República Bolivariana de Venezuela, fue lanzado, desde el Centro Espacial de Xichang, en la República Popular China.

2010.- China lanza su segunda sonda lunar, el Chang E2.

arton181539-319bd2011.- Lanzamiento del Shenzhou 8, nave no tripulada que lleva a cabo el primer acoplamiento espacial con el módulo Tiangong (lanzado semanas antes), base de la futura estación espacial permanente china.

2012.- Se lanza el Shenzhou 9, en el que viaja la primera mujer astronauta china, Liu Yang. Primer acoplamiento de una nave tripulada china con el módulo Tiangong.

2012.-28 septiembre, fuel lanzado el satélite de observación terrena Generalísimo Francisco de Miranda construido por República Popular China para República Bolivariana de Venezuela desde el Centro de lanzamiento de Jiuquan al noroeste de China.china-luna-alunizaje

2013.- China lanza el Shenzhou 10, en el que la segunda mujer astronauta china, Wang Yaping, lleva a cabo la primera clase espacial para millones de estudiantes chinos.

-.Los predecesores del cohete  Long March V han puesto en órbita satélites de Nigeria, Venezuela y Paquistán.

-.Programa espacial de navegación Beidou. China ha estado trabajando en este sistema desde 2000 para proporcionar una alternativa al americano de posicionamiento global (GPS).

nave-china_3443-L0x0-.La sonda no tripulada china Chang E3 aterrizó en el cráter lunar Sinus Iridum (Bahía de los Arcoíris), lo que convierte al país asiático en el tercero -tras EEUU y la URSS- en lograr un alunizaje controlado en la Luna, 37 años y cuatro meses después del anterior.

-.El anterior alunizaje controlado de una nave fue el de la sonda soviética Luna 24, de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el 18 de agosto de 1976.

-. Desde el cosmódromo de Jiuquan en el desierto Gobi a las 21.16 hora local (13.16 GMT) se efectuó el lanzamiento del cohete portador Larga Marcha 2FT con el ingenio cósmico Tiangong-1 (“El Palacio Celeste”, en chino), que está destinado en convertirse en un módulo 131226514_371norbital de prueba para la futura estación cósmica china.

-.El Chang E3, lanzado desde la base aérea de Xichang (noroeste del país) el 2 de diciembre  del 2013 y que orbitaba a una velocidad de 1,7 kilómetros por segundo, comenzó a desacelerar cuando se encontraba a 15 kilómetros de la superficie lunar y alunizó con éxito.

La maniobra, que fue retransmitida en directo por varios canales de la televisión estatal china CTV, duró 12 minutos, en los que el aparato descendió describiendo una parábola hasta que se situó a unos 100 metros de la superficie del satélite, momento en el que planeó suavemente hasta posarse, sin apenas levantar polvo lunar. Durante su acercamiento a la Luna, la Chang E3 (bautizada en honor a una diosa que según leyendas chinas vive en la Luna) ofreció ovo-sam-razduzio-jer-ispada-dosta-zanimljivosti-sutra-pozz-tajvanski-prolaz-potencijalni-epicentar-nove-velike-krize_4950_3242imágenes muy nítidas de la superficie lunar, ayudada por la ausencia de atmósfera y por encontrarse en la cara iluminada del satélite terrestre. Los encargados del programa espacial chino eligieron Sinus Iridum debido a su superficie llana, que facilitará el desarrollo de las comunicaciones y que el robot espacial reciba luz solar suficiente para sus baterías, y a que se trata de un área de la Luna aún no explorada. Pocos minutos después de posarse en la Luna, la Chang E3 desplegó paneles solares con el fin de acumular la energía necesaria para, en unas horas, poder desplegar en la superficie selenita el robot móvil Yutu (Conejo de Jade). Si esta segunda maniobra tiene éxito, China marcará otro hito, ya que el único país que hasta ahora ha desplegado robots móviles en la Luna ha sido también la URSS, y la última vez 772px-ASAT_Weapon_Conceptionque lo consiguió fue hace 40 años, con el Lunojod 2 (1973). China, que por otra parte logra hoy el primer aterrizaje extraterrestre de su historia, lanzó su primera sonda lunar, el Chang E1, en 2007, y la segunda, el Chang E2, en 2010. El país asiático busca a largo plazo llevar astronautas al satélite terrestre, y aunque todavía no hay una fecha fijada para ello se espera que sea hacia 2020, época en la que China también espera tener una base espacial permanente orbitando la Tierra. El crecimiento político, económico y militar que, de forma paulatina, ha tenido China durante los diez últimos años, ha puesto nerviosos a países de la órbita occidental. Particularmente en el área espacial, China está volcando un gran esfuerzo económico que da como resultado importantes avances tecnológicos. Para muchos expertos occidentales el experimento anti-satélite (ASAT) que en 2007 llevó a cabo China sólo fue una ejercito chino antisatelitecortina de humo para ocultar sus verdaderas intenciones de cambiar el estatuto de dominio espacial que desde hace 50 años lleva ejerciendo Estados Unidos. Por el contrario, también los hay quienes consideran que, tras las investigaciones e inversiones en materia espacial, China sólo esconde meras voluntades de desarrollo y avance científico y tecnológico. Existe una ingente cantidad de material publicado referente al Ejército Popular de Liberación (EPL) y al conflicto espacial, pero, pese a su existencia, no queda claramente reflejada en él la postura oficial de Beijing al respecto. Sin embargo, tras el experimento chino de 2007, quedó demostrada la plena concienciación del EPL sobre la importancia de poseer capacidades ofensivas espaciales, difuminándose si la intención es ofensiva o meramente disuasoria. El 7 de enero de 2007 el EPL destruyó un satélite meteorológico chino lanzado en 1999 con un misil balístico SC-19 Fengyun-1C de segunda fase, Obamadisparado desde una lanzadera transportador-erector móvil. Lo derribó en trayectoria ascendente en vez de descendente, revelando el incremento de sofisticación de su sistema de control y guiado. De esta forma, China pasaba a formar parte, junto con Estados Unidos y Rusia, de los países con capacidad ASAT. El éxito del experimento sorprendió al mundo, especialmente a Estados Unidos, cuyo sistema de inteligencia no había tenido constancia del importante avance militar y tecnológico. El EPL derribó un satélite a unas 500 millas de altitud, que es la misma que emplean los espías de Estados Unidos. Ante ello, la amenaza era obvia. Sin satélites espía y de navegación, muchas de las capacidades militares norteamericanas se volvían vulnerables de la noche a la mañana. La respuesta no se hizo imagesCA5J1PVAesperar por parte de la administración del entonces presidente George W. Bush. Tras un año de presiones diplomáticas, Gates, con el respaldo del presidente, decidió pasar a la acción y derribar un satélite espía norteamericano inoperativo. De cara a la opinión pública y para acallar protestas por el alto costo del experimento, se informó que no había sido otra cosa que una medida de seguridad, debido a que estaba en trayectoria descendente y podía impactar en la tierra creando graves consecuencias. Por su parte, también la India tomó nota del asunto mediante unas declaraciones de su jefe de Estado Mayor de la Defensa, general Deepak Kapoor, quien concluyó que su país también debería optimizar las aplicaciones espaciales para fines militares. La India emplea una gran cantidad de mediosclip_image004 espaciales como satélites de comunicaciones, meteorológicos y de observación, por los cuales ha expresado en numerosas ocasiones su preocupación ante el avance en materia aeroespacial del gigante vecino. Este hecho llevó en 2009 a que el ministro Indio de Defensa, AK Antony, decidiese la creación de una célula espacial que se encargase de la planificación y control del desarrollo espacial indio, para poder hacer frente a la amenaza, incluyendo contratos en materia espacial con otros países, como los contraídos con Israel para el empleo de sus satélites de observación y reconocimiento. Muchos son los analistas, que consideran que el programa anti satélite chino, influenciado por la corriente de pensamiento de la Revolución aMilitar, va acompañado de algo más. Estas actividades coinciden con la postura mucho más agresiva de Estados Unidos sobre el uso del espacio aéreo y con los reveses diplomáticos chinos por alcanzar algún avance en la no militarización del espacio. Desde la perspectiva china, las intenciones americanas de dominar el espacio han sido siempre claras. La Administración de George W. Bush apoyó un robusto programa militar y llevo a cabo numerosos ejercicios (wargames) para asegurar su preeminencia en el espacio. Simultáneamente, China y Rusia han buscado durante años un integral enfoque del control armamentístico para asegurar la seguridad en el espacio, intentando China, mediante su ensayo de 2007, presionar a Estados Unidos para negociar la pri0firma de un tratado que suponga el fin del dominio espacial americano. El 11 de enero de 2010, la agencia china de noticias Xinhua anunció el éxito de otro ejercicio espacial, en el que se lanzó un misil superficie-aire HQ-19 equipado con un vehículo cinético, que destruyó a otro misil chino que orbitaba alrededor de la tierra. El exitoso experimento fue perfectamente anunciado al más puro estilo revolucionario por la autoridades, para darle la máxima publicidad. Con este segundo test espacial, de marcado carácter defensivo, China lanzó un mensaje con doble matiz. Por un lado, el experimento coincidió con la venta estadounidense de armas a Taiwán y con la destrucción en 2007 del satélite meteorológico. Y, por otro, al no ser oficialmente ni tecnológicamente reconocido como un experimento anti satélite, no provocó una adversa reacción por parte de Estados Unidos ni de la comunidad internacional 23d8b7deba1ea3e55132eb2df93e04a5_articleya que lo ofrecieron como una respuesta antimisil frente a un hipotético ataque con un ingenio balístico. A pesar que el auge chino en el sistema anti satélite es un problema de preocupación principalmente para los países occidentales, y más especialmente para Estados Unidos, las capacidades que los chinos estarían buscando, elevarse tanto en el aspecto tecnológico, organizativo y doctrinal militar. Para sus países vecinos, sin embargo, China ha demostrado poseer unas capacidades que igualan e incluso exceden las de cada uno de los países limítrofes, excepto las de Rusia. La tecnología demostrada, pese a no ir acompañada de desarrollo organizativo y doctrinal, es suficiente para rivalizar vis-a-vis con las capacidades espaciales de sus países vecinos, siendo una muestra clara de la influencia que también en el desarrollo de capacidades espaciales tiene la segunda corriente CHINA/de pensamiento militar chino. El 27 de septiembre de 2008 fue un día histórico para China. El EPL lanzó una misión espacial y, como consecuencia, el astronauta Zhai Zhigang llevó a cabo el primer paseo espacial a lo largo de la estructura exterior de la nave Shenzhou VII, durante la primera actividad extra-vehicular china en el espacio. Con ello la nación daba un paso de gigante en el desarrollo de su programa tripulado, simultáneo a su militarización espacial. Este hito en su carrera constituye la punta de lanza de los esfuerzos que realiza el país para consolidar su estatuto de gran potencia. No obstante, desde el otro lado del globo son muchos los que piensan que estas acciones de aparente carácter tecnológico-civil esconden verdaderas tiangong_8_DW_Wiss_1473207pintenciones de aumentar sus capacidades militares en el espacio, pese a que China sigue insistiendo en que este experimento espacial podría compararse con el programa americano Apolo, dentro de sus aspiraciones de aumentar el prestigio nacional, su imagen de país avanzado y su esfuerzo tecnológico. Los antecedentes de esta hazaña surgen por el año 1992, cuando el entonces presidente Jiang Zemin inició el denominado Proyecto 921, el cual fue bien visto por los principales líderes chinos, como una oportunidad de obtener grandes beneficios para la nación. China había estudiado los beneficios que los americanos estaban sacando del programa Apolo, los cuales incluían un aumento del producto interior, y del prestigio internacional, desarrollo tecnológico en el campo de la ciencia y en el militar, expansión de la ciencia e ingeniería a las universidades y, por último, gran desarrollo económico e industrial. Oficialmente, china ha dividido su programa espacial tripulado en tres fases. La primera, ya Hacia-una-nueva-carrera-espacial-01-624x363concluida, contemplaba el lanzamiento de astronautas al espacio. Comenzaron experimentado con naves no tripuladas, entre 1999 y 2002, realizando en 2003 el lanzamiento del primer astronauta en el Shenzhou V. Las fases segunda y tercera están en proceso. La segunda consiste en el establecimiento de un laboratorio espacial, para cuyo cumplimiento han comenzado con la adquisición y mejora de las habilidades de los astronautas en el espacio encargados de montar el laboratorio. La tercera y más ambiciosa contempla para 2020 la construcción de una estación espacial permanente que orbite alrededor de la tierra. Hasta aquí el programa no presentaría ningún signo de intencionalidad por parte del gobierno chino de militarizar el espacio para neutralizar a los norteamericanos mediante su programa tripulado. suttle-buran_lauchPero para los sesudos analistas imperialistas occidentales, y especialmente norteamericanos, el programa chino está demasiado influenciado por el Ejército de Liberación Popular. Surgió como único, parte civil y militar a la vez, obviando que los programas espaciales de la NASA son controlados por los militares norteamericanos y las transnacionales aeroespaciales. Con el tiempo se dividió en ambas ramas y es ahí donde no se sabe a ciencia cierta el control que la parte de defensa ejerce sobre los científicos que trabajan para el proyecto. La máxima autoridad civil la ostenta el Consejo Estatal para asuntos espaciales, el cual es supervisado por la parte militar, proporcionándole seguridad, instalaciones, medios y personal, astronautas incluidos, procedentes del Mando Aéreo. Debido a la participación del EPL y la relativa desinformación de China, por rezones obvias de seguridad, Estados Unidos ha mostrado públicamente una cierta preocupación sobre la aplicación militar en el campo aeroespacial de la nación asiática, en primer lugar por el Caza J-20desarrollo de la tecnología de cohetes lanzadera para poner en órbita satélites o estaciones espaciales, temen que china los alcance en tal desarrollo de tecnologías espaciales, puesto que EEUU no dispone actualmente de presupuesto para avances espaciales y china hace gala de su solvencia económica para tal fin, la prepotencia norteamericana no soporta tal humillación pública. La principal investigación china se centra en el desarrollo del cohete Long March V, cuyo lanzamiento al espacio se prevé para el año 2014. Se trata de la continuación de sus predecesores (Long March I, II, III, y IV), que ya han realizado 150 vuelos balísticos y de cuyo desarrollo dependerá que se llegué a poner en órbita la estación espacial china en la fecha china3902-cfa2dprevista (2020). En segundo lugar, la preocupación occidental se centra en el uso de aeronaves y sistemas espaciales para incrementar las capacidades militares de supervivencia y reconocimiento ya que, según informes del Pentágono, los chinos ya han desplegado en el espacio un pequeño satélite de imágenes con aplicación contra-espacial, denominado Banxing-1. Además, china insiste haciendo uso de su soberanía tecnológica en llegar a tener su sistema propio de navegación mediante la puesta en órbita de 35 satélites en 2020, teniendo actualmente 10, lo que le daría una total autonomía de la tecnología extranjera en el área de la navegación y localización espacial. El mundo bipolar ha muerto y China tiene muy clara su posición en el nuevo contextofotocjr internacional. No sólo en su resurgir económico se está poniendo de manifiesto esta tendencia, sino también en el campo científico y armamentístico, que es donde está volcando todos los esfuerzos para consolidar su posición como potencia regional y como potencia mundial para neutralizar la hegemonía norteamericana y así lograr cambiar el orden mundial establecido. Basado en la tecnología como factor principal para alcanzar la supremacía. Para ello han considerado que el dominio del espacio es la pieza clave para llegar a tener dicha supremacía. Como muestra de ello, el Consejo de Estado Chino lanzó a la luz pública su Libro Blanco. En él se recogen los avances realizados por el gigante en materia espacial durante los últimos cinco años y los objetivos espaciales previstos para el lustro siguiente. Siguiendo con tono de no agresión y no injerencia y enfatizando el carácter pacífico de sus objetivos Carlo-Bergaminiestratégicos en el área espacial. La estación orbital china, cuya construcción comenzará hacia 2020, estará abierta a investigadores de otros países en el marco de programas de colaboración internacional, informó el constructor jefe del programa tripulado de China, Zhou Jianping. El módulo experimental, que tendrá una vida útil de dos años y servirá para ensayar varias maniobras asociadas a la construcción de la futura plataforma orbital, se acoplará posteriormente a la nave no tripulada Shenzhou 8, seguida por otras dos: la Shenzhou 9 y la Shenzhou 10. La última sería piloteada por al menos un astronauta, posiblemente por una mujer. La estación orbital china se encuentra en estado de desarrollo. Se planea que los c5049b0169d658500d26abe1cafff73b_articlemódulos de trabajo sean llevados al espacio con la ayuda del cohete portador Larga Marcha 5, que actualmente se está elaborando. Para este programa China también está construyendo un nuevo cosmódromo en la isla de Hainan. El cohete y el cosmódromo tendrán que estar listos para 2020, informó Jianping. Aún no se sabe cuál será el costo de la construcción de la plataforma orbital porque varios sistemas que la integrarán todavía se liu-yangencuentran en etapa de desarrollo. Al mismo tiempo, se estima que la primera fase del programa, que comprende la construcción y el lanzamiento de la Tiangong-1 y los vuelos de las tres naves, costará en total 15.000 millones de yuans (2.350 millones de dólares), precisó el especialista. Zhou Jianping compara los módulos orbitales Tiangong-1 con las estaciones tempranas rusas del tipo Salut, que también tenían sólo un módulo de acoplamiento, lo que limitó el tiempo de su uso. Las capacidades de Tiangong-1 son aún más limitadas debido al tamaño menor de los ingenios. De acuerdo a la documentación de la corporación espacial china CASC, un módulo es capaz de facilitar la vida y el trabajo de tres tripulantes durante 20 días. Zhou Jianping, diseñador jefe del programa espacial china390-2-af537tripulado de China citado por la agencia oficial Xinhua, expresó que “la intención de China al desarrollar la tecnología espacial es explorar los recursos del espacio y hacer uso de ellos para bien de la Humanidad.”

 

 

 

 

 

 

RECOPILACION INVESTIGATIVA: ING. REYNALDO PEREZ MONAGAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: