h1

132-PROYECTO FILADELFIA

junio 4, 2014

images5Planeta Azul se presenta de nuevo, en esta oportunidad, con una investigación sobre el polémico Experimento Filadelfia, precursor de proyectos como Pegasus y Haarp, cuyas bases radican en los estudios e investigaciones de eruditos como Nicola Tesla y Albert Einstein. He aquí la historia. Según la leyenda, este experimento comenzó a tomar forma a partir de 1939, año en que una serie de científicos se interesaron por las investigaciones de Albert Einstein, sobre la relatividad del tiempo y la gravedad, y las de Nikola Tesla, inventor y experto en electromagnetismo. Al parecer, y según determinaron los especialistas, creían posible que a partir del trabajo de estos dos científicos podrían lograr curvar los rayos de luz que llegan a los objetos para así volverlos invisibles. A mediados de junio de 1943 en el puerto de Filadelfia se desarrollaba un experimento que se basaba en la teoría unificada o “teoría general de la gravedad” de Albert Einstein y la aplicación de energía electromagnética desarrollada por Tesla, que consistía en curvar laimagesCAJC0LVT luz alrededor del objeto para hacerlo esencialmente invisible a los ojos humanos, usando gran cantidad de energía y el equipo adecuado. El experimento se llevó a cabo en el buque de guerra Destructor USS Eldridge DE-173 equipándolo con los generadores necesarios para el desarrollo de la prueba. Llegado el momento de realizar el experimento. La primera prueba se hizo el 22 de julio de 1943, se les pidió a los tripulantes que iniciaran el experimento, los espectadores vieron con asombro como el buque era cubierto por una nube verdosa y en un instante desapareció de la vista del ojo humano y del radar. Finalizada la prueba exitosamente ya que el barco se hizo invisible, se procedió a realizar otra más, pero esta vez el buque tenía que desaparecer solo del radar, la tripulación luego del primer intento fue relevada debido a náuseas y mareos que los aquejaban. Este segundo 1098experimento tendría lugar presuntamente el 28 de octubre de 1943, durante el cual, según la leyenda, alrededor del buque comenzó a materializarse un campo de energía perfectamente visible, a continuación, una neblina verde ascendió desde el casco y, de repente, el Eldridge desapareció ante los ojos de los testigos y del radar. Sin embargo, se podía apreciar que aún se encontraba en el agua debido a las marcas que el peso del barco provocaba en el mar. Se cuenta que, momentos antes de volverse invisible, varios marineros sufrieron desmayos y uno fue fulminado al instante. Pero esta vez los tripulantes no solo sentían nauseas sino tambien estaban esquizofrénicos y paranoicos, algunos literalmente desaparecieron del navío y lo más macabro de todo fue que cinco marinos se encontraban fusionados al casco del buque y otros aparecían y desaparecían de forma intermitente. A su vez, se narra también que algunos sufrieron Base-Naval-de-Filadelfiacombustiones espontáneas o cayeron rendidos al suelo, luego de estos sucesos escalofriantes se suspendieron los experimentos con este buque. El buque se habría teletransportado a 600 km de distancia. Después, hubo una explosión luminosa y las marcas en el mar desaparecieron. En esta ocasión, tras su desaparición en el puerto de Filadelfia, fue avistado durante quince minutos en Norfolk, a 600 kilómetros de distancia, por la tripulación de un mercante. Por lo tanto no sólo se esfumó ante los ojos de los asombrados expertos, sino que el buque de guerra se teletransportó con toda su tripulación hasta otro punto del planeta. Luego corroborando esta historia, apareció un marinero que afirmaba haber visto en Norfolk durante breves minutos al Eldridge, justo antes de volver a desaparecer para regresar a su lugar de origen. Un hombre identificado como Carlos Allende, aunque su nombre verdadero era Carl Allen, aseguró que algunos marineros del destructor quedaron fundidos con la estructura de metal del buque. El marino también afirmó que algunos de el-experimento-filadelfia-2los sobrevivientes sufrieron posteriormente súbitas desmaterializaciones. El buque mercante civil SS Andrew Furuseth, y otras naves no identificadas tambien fueron testigos de la llegada vía “tele transporte” del Eldridge a Norfolk. Según Allende, las consecuencias fueron terribles para la tripulación, ya que los que no murieron sufrieron grandes trastornos mentales. La historia incluso afirma que los marineros que pudieron declarar tras el experimento atestiguaron que, cuando el Eldridge se desmaterializó, se sentían flotando sobre la nada. Tras este accidente, el proyecto fue cancelado inmediatamente, el instrumental desmantelado y los archivos y datos del proyecto presuntamente eliminados. Se dice presuntamente porque la existencia los subsiguientes proyectos Pegasus y Haarp significan todo lo contrario. En 1956 Carl Allen, o Carlos Allende si se prefiere narró su historia al escritor ufológico y astrónomo Maurice Jessup. ¿Se basó en algo real el tal Allende? Sin embargo, durante muchos años, el caso ha levantadoDesmaterializacion-del-USS-Eldridge-e1333630715335 todo tipo de polémicas. Todo comenzó con los comentarios de Allende escritos en un libro de Maurice Jessup. Posteriormente esa relación se mantuvo un tiempo, por medio de una serie de cartas. En dichas cartas Allende explicaba cómo se habían realizado una serie de experimentos secretos en la ensenada del Delaware cerca de Filadelfia. El protagonista principal del experimento fue el navío de la armada estadounidense USS Eldridge. Se dice que Allende fue marinero, con lo que su afirmación de haber presenciado los hechos desde un buque cercano podría haber sido cierta. Las cartas relatan cómo, durante la prueba secreta el Eldridge fue rodeado por un resplandor y una nube verdosa volviéndose el casco metálico traslúcido. El resplandor continuó aumentando hasta que la nave se desmaterializó ante la alucinada mirada de los testigos. Hasta que el barco se tele transportó filladelfia-jessup y allendeinstantáneamente a otra zona del Océano Atlántico. Las pruebas de carácter electromagnético entrañaron riesgos para la tripulación y por eso se mantuvo en secreto. Ese tipo de experimentos no fueron infrecuentes durante la Segunda Guerra Mundial. Por el contrario el afán de los aliados y principalmente EE.UU. era sorprender al ejército de Hitler y eliminarlo al precio que fuere. Por otra parte si el relato de allende era falso ¿Por qué? Maurice K. Jessup muere en condiciones no muy claras hasta el día de hoy. El nombre oficial del experimento Filadelfia que la marina norteamericana no pudo ocultar es “Project Rainbow”. Durante las investigaciones no se pudo encontrar pruebas de su existencia. El “Project Rainbow” era parte de un código secreto del gobierno de EE.UU. que se llamaba Arco Iris. En este código estaban los planes para derrotar al Eje compuesto por Italia, Alemania y Japón en la Segunda Guerra Mundial y específicamente para luchar contra Japón en el Océano Pacifico. Cuenta la historia que el 13 de enero de 1956 JessupFiladelfia7 recibió la primera de dos cartas de un lector que firmaba Carlos Miguel Allende y también Carl M. Allen. En sus incoherentes cartas, llenas de faltas de ortografía y de puntuación, Allende advertía a Jessup que debía olvidar su interés por la teoría del campo unificado. Una versión de esta teoría había sido aplicada por la marina norteamericana en 1943 en un experimento que había vuelto invisible a un barco, con terribles resultados para su tripulación. Jessup contestó a su corresponsal pidiendo más detalles. Allende no pudo proporcionarle más información. Mientras tanto, Jessup y su libro habían sido tema de conversación en Washington D. C. En julio o agosto de 1955, un ejemplar de “The case for the UFO” (El caso de los ovnis) llegó a la Oficina de Investigación Naval imagesCA5IHK8K(ONR). Se descubrió que contenía comentarios relativos al texto escrito en los márgenes, como si el libro hubiese pasado por las manos de tres personas. Los comentarios implicaban un conocimiento de los OVNIS, de sus sistemas de propulsión y del origen y antecedentes de sus tripulantes. El libro pasó a manos de dos oficiales de la ONR, el comandante George W. Hoover, Oficial de Proyectos Especiales, y el capitán Sidney Sherby. Éstos invitaron a Jessup a Washington, le enseñaron el libro y le preguntaron si podía hacer algún comentario. Jessup dijo que, por la letra, uno de los autores era Allende, y después entregó las cartasimages de Allende a Hoover y Sherby. El interés de la ONR por el libro anotado nunca fue explicado de forma satisfactoria, pero la ONR ha negado siempre que fuera oficial. Hoover y Sherby estaban personalmente interesados en los OVNIS, tema que daba entonces sus primeros balbuceos; su opinión era que “ningún detalle, por desacreditado que esté desde el punto de vista de la ciencia clásica, debe ser pasado por alto” en la búsqueda de claves sobre la naturaleza de la gravedad. Por lo tanto, debemos deducir que el interés de Hoover y Sherby era personal y que cualquier investigación posterior fue emprendida por su cuenta. No se sabe qué investigaciones pudo screen%20shot%202013-08-08%20at%202_59_40%20pmemprender Jessup, si es que lo hizo; su relación directa con el asunto terminó la noche del 20 de abril de 1959, cuando lo encontraron muerto en su furgoneta en Dade Country Park (Florida). Dentro del coche cerrado había sido introducida una manguera conectada con el tubo de escape: según todos los indicios, M. K. Jessup se había suicidado. ¿Se Había Suicidado? La muerte de Jessup ha sido tema de muchas especulaciones. Algunos amigos suyos dijeron que Jessup no era el tipo de persona que se suicida. También se dijo que algo tuvieron que ver los “hombres de negro”. Sin embargo, otros dijeron que Jessup estaba deprimido a causa de problemas personales. Otros han sugerido que fue asesinado por la CIA porque se negó a dejar las investigaciones sobre el enigma de los OVNIS y la energía antigravedad o Punto Cero de propulsión utilizada por estos. Ya que aparentemente ¿Los científicos sin darse cuenta filadelfia-barcohabían tropezado con una técnica para producir efectos de teleportación? Cada uno saque sus conclusiones, Maurice Jessup no estaba loco ni depresivo y es bastante dudoso su “suicidio” ya que no es el único caso de un científico que muere en circunstancias dudosas.

 

 

 

 

 

RECOPILACION INVESTIGATIVA: ING. REYNALDO PEREZ MONAGAS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: