h1

154-LA ESFINGE DE GIZEH LEÓN O PERRO ANUBIS

noviembre 19, 2014

untitledPlaneta Azul se hace presente nuevamente, con una interesante investigación sobre la verdadera forma de la  milenaria esfinge de Gizeh. Durante la mayor parte de su historia, aproximadamente 4500 años, la esfinge de gizeh ha permanecido semioculta bajo las arenas de Egipto, asomando únicamente la cabeza y la parte superior del cuerpo. Sin embargo su mayor secreto sigue enterrado, justamente en la parte que desde el primer momento, ha permanecido a la vista, el rostro. La esfinge no ha tenido siempre cara humana ni cuerpo de león, en susimagesNAHLIMW6 inicios fue tallada como una escultura con forma de perro, dedicada al inconfundible dios Anubis, guardián del Más Allá. La esfinge es una estatua gigantesca del tamaño de un trasatlántico con un pequeño grano por cabeza. Si algo sabemos de los antiguos egipcios y sus estatuas es que siempre mantenían las proporciones adecuadas. De hecho, podríamos decir que estaban bastante obsesionados con las proporciones correctas en todo lo que hacían. Así pues, es necesario hacernos algunas preguntas, tales como: ¿por qué esculpirían la que sigue siendo aún hoy en día la estatua de piedra más grande del mundo para luego equivocarse en las proporciones? ¿Por qué está asentada ahí abajo en un foso como ese en el suelo? Si una esfinge leon o perrogran civilización quisiera esculpir la estatua de piedra más grande del mundo, ¿la pondría en un foso? Incluso si padeciera de una excesiva modestia, ¿no sería irreverente para con los dioses ubicar una estatua sagrada en un foso por debajo del nivel de la superficie? ¿Sería como incrustar un crucifijo en un basurero? ¿Acaso una civilización normal no querría alardear de la mayor estatua de piedra del mundo en vez de ocultarla? Después de todo, la Gran Pirámide no se construyó en un foso, sino sobre una colina. Entonces, ¿por qué la Esfinge está tan escondida que, desde las pirámides, en la imagesTQZSUNVEdistancia, apenas se la puede ver asomar de su foso? ¿Por qué la Esfinge, que siempre nos han dicho que es un león, en realidad no se parece a un león en absoluto? ¿Son así los leones? Hay que hacer caso omiso de las patas de león, porque son una construcción más reciente, hecha a propósito para parecerse a las patas de un león por personas que hacen lo que ellos llaman “restauración”. No tenemos ninguna idea del aspecto original de las patas, ya que en la época Gizaromana ya habían quedado irreconocibles. Pero si alguien ha estado en el zoológico, sabrá que los leones no tienen esa apariencia. En la esfinge no hay pecho alzado, no hay melena, no hay nada en absoluto que sea remotamente leonino. Así que trataremos de resolver estos problemas, enfrentándolos durante la investigación. Es obvio que la cabeza de la Esfinge había sido re esculpida. Es igualmente obvio que la Esfinge una vez tuvo una cabeza mucho más grande. Y es obvio también que debió haber una buena razón para poner la Esfinge en un foso en el suelo. Y lo que se hizo obvio para nosotros, desde que contemplamos la Esfinge por primera vez, es que la Esfinge era en realidad un perro agazapado. Esto tenía sentido, ya que los perros agazapados que vigilan con la espalda orientada hacia algo son perros de guardia que protegen lo que está detrás de ellos. Y en este caso, detrás de la Esfinge estaba el images2sagrado complejo piramidal de Guiza. Así que la Esfinge estaba protegiendo simbólicamente el portal estelar de Guiza. ¿Y quién era el guardián tradicional de los portales por donde viajaban los faraones a encontrarse con los dioses, en la tradición egipcia? Era el dios Anubis, y Anubis era representado como un perro. Además, la imagen canina más conocida de Anubis, es la estatua de Anubis que se encontró en el interior de la tumba del rey Tutankamón, que lo muestra como un perro images3agazapado. Asimismo, había otros misterios sobre la Esfinge que considerar y que debíamos examinar detenidamente. Por ejemplo, se puede observar, que es evidente la existencia de erosión por agua en la Esfinge y en las paredes del foso de la Esfinge. ¿Cómo se podía explicar este fenómeno? La respuesta a este enigma es bastante razonable. Sugiere que esta erosión por agua debía haber images6OD3ZXKDsido causada por la lluvia. Pero ¿cuándo? La investigación de este asunto nos condujo a concluir que la lluvia debía remontarse al menos a hace 12.500 años, cuando el clima en el valle de los reyes a las márgenes del Nilo en Egipto era diferente. Tomada aisladamente, la conclusión de que la erosión había sido causada por una “antigua lluvia” era lógica. Sin embargo, tomada en su contexto, fue imposible aprobar esta teoría, dado que esto implicaba que estaríamos ante un período de al menos siete mil años durante el cual no se han conservado artefactos de una civilización capaz de tallar la Esfinge. Investigando la esfinge, encontramos también el problema imagesCAY8QOT3de las cámaras. ¿Había cámaras dentro, debajo o cerca de la Esfinge? Los investigadores seguían afirmándolo, y es de hecho un tema recurrente en la literatura alternativa. Dicha literatura insiste en que en efecto, existe una cámara secreta debajo de la Esfinge, y no solo se refiere al “túnel trasero” en la parte posterior (con una pequeña entrada excavada en la roca firme, que todo el mundo conoce); sino que afirma la existencia de una cámara de verdad, ubicada debajo de la pata derecha de la Esfinge. Específicamente la cámara descrita está, directamente debajo de los muslos de la Esfinge, y se accede a ella mediante un conducto vertical, cuyas dimensiones se midieron con CB8precisión, así como también la distancia precisa entre la entrada y la cabeza y la cola respectivamente. La cámara fue descrita por la historia oficial, como una típica cámara funeraria, con inscripciones jeroglíficas en las paredes y restos de un ataúd de madera en su interior. Ya había sido saqueada en la antigüedad. Parece que este conducto y la cámara fueron practicados en la Esfinge en una fecha posterior a la talla de la Esfinge original, y que el enterramiento era el de un faraón posterior, tal vez el rey llamado Amasis, cuya tumba –según relató Plinio en el siglo I d. C. – estaría justamente debajo de la Esfinge. No obstante el misterio de la cámara secreta ahora está resuelto por la historia oficial, ya que la cámara quedó del todo inaccesible cuando en 1926 un francés llamado Émile Baraize vertió hormigón en ésta, como images1ejercicio de “adecentamiento” para el incipiente turismo ¿Qué trataron de ocultar?, las investigaciones han demostrado que el complejo piramidal de gizeh no es una necrópolis, sino que es algo más, que aún no comprendemos. En cuanto al foso en el suelo y por qué la Esfinge estaba allí dentro, pudimos percatarnos durante la investigación de que esto estaba íntimamente relacionado con el problema de la erosión por agua. El hecho que ahora parece ineludible es que el foso de la Esfinge era en realidad la cisterna de la Esfinge. El Nilo solía crecer ESFINGE (2)hasta las puertas del Templo de la Esfinge durante tres meses al año, durante el período de la llamada “Inundación”, cosa que hoy ya no ocurre a causa de la presa de Asuán. En la esfinge existen y pueden verse con facilidad los agujeros de perno y otros signos de compuertas de agua que se utilizaron en el pasillo entre el Templo de la Esfinge y el Templo del Valle para controlar la entrada de agua a la cisterna, y su bloqueo durante los nueve meses restantes del año. Es importante resaltar que los egiptólogos siempre están quejándose y lamentándose del hecho de que la Esfinge no es mencionada en los Textos de las Pirámides, como tampoco en ningún otro texto. Pero están buscando el objeto equivocado: buscan un imagesP958LCS6león gigantesco con cabeza de hombre. Pero la Esfinge nunca fue un león, y como rezan los textos revisados durante esta investigación, no tuvo una cabeza humana hasta el período del Imperio Medio, que comenzó alrededor del 2000 a. C. El rostro de la Esfinge es el del tercer faraón de la XII dinastía, que se llamaba Amenemhet II. La cabeza humana fue esculpida a partir del cuello y del tronco de la cabeza de Anubis, que fue objeto de vandalismo durante el Primer Período Intermedio, al final del Imperio Antiguo, cuando en medio del caos las turbas violentas saquearon la meseta de Guiza. En cuanto a la erosión, ésta se producía a causa de la cisterna. La propia esfinge denota erosión horizontal, ya que estaba asentada en un lago, cuyo nivel subía y bajaba con las estaciones. Sin embargo, las paredes del foso presentan una erosión tanto horizontal como vertical, y de ahí la sugerencia anterior de que la erosión vertical debía haber sido provocada por la precipitación de lluvia. Pero el verdadero agente causante fue el dragado continuo de la cisterna, que siempre estaba images6llena de arena arrastrada por el viento, y que tenía que ser retirada. Como todo el mundo sabe, cuando se realiza un dragado, el agua se derrama mientras se retiran los cuerpos sólidos. Y cuando esto sucedía, sobre todo en el lado sur, el agua dragada caía pesadamente, formando las grietas verticales. Y en cuanto al problema de la ausencia de la Esfinge en los textos antiguos, también esto puede explicarse. La esfinge fue mencionada a menudo en los Textos de las Pirámides, pero no de una manera en que pudiera ser reconocida por los egiptólogos. Existen muchas referencias en los Textos de las Pirámides y en los Textos de los Sarcófagos a un Anubis gigante en Guiza, al que se describe por dos veces de forma específica como sentado al lado de una calzada y rodeado por una masa de agua con varios nombres, el más famoso de los cuales era el Lago del Chacal, khafre-31siendo otro de ellos el Canal Tortuoso. Estos textos también describen las importantes ceremonias que se llevaban a cabo al lado y sobre el lago sagrado. El hijo del faraón difunto estaba obligado a lavar las entrañas de su padre, en sus cuatro cántaros, en el Lago del Chacal, durante el período de la momificación de su padre, un proceso que duraba 70 días. Este ritual de purificación se considera esencial en el marco de la liberación del espíritu del faraón fallecido para ascender a los cielos y convertirse en un akh, un espíritu glorificado. Así pues, la esfinge fue tanto el guardián del gran complejo piramidal sagrado de gizeh como el punto central del culto a la resurrección del faraón, algo así como el guardián de la puerta estelar que conducía al faraón al mundo de los dioses.

RECOPILACION INVESTIGATIVA: ING. REYNALDO PEREZ MONAGAS

Anuncios

2 comentarios

  1. Existen versiones de que la esfinge fue esculpida por los “Antiguos Astronautas”. Buen trabajo.


  2. Buen trabajo investigativo.
    Me gustó el conocer mas de este tema.

    Gracias



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: