Archive for 25 diciembre 2018

h1

228-LOS GRANDES MISTERIOS DE LA TIERRA

diciembre 25, 2018

Planeta azul se presenta nuevamente argumentando el hecho de que durante este último siglo, los humanos hemos centrado atención en algunas interrogantes de la Tierra, nuestro hogar, al que tan acostumbrado estamos y que apenas si logramos percatarnos de los grandes misterios que encierra, mucho de los cuales todavía no logran ser esclarecidos por la ciencia. Aquí te presentamos algunos de los más antiguos y significativos enigmas planetarios.

¿Hemos nacido en la Tierra o provenimos de otros mundos?

Si la vida en la Tierra es fruto de la evolución planetaria, o si en cambio proviene del espacio exterior, es todavía materia de discusión entre los expertos. Mientras que muchas teorías intentan explicar cómo surgió la chispa de la vida en nuestro planeta, sus elementos básicos, aminoácidos y vitaminas, han sido hallados profusamente en meteoritos llegados desde el espacio, por lo que un origen alienígeno es todavía teoría vigente.

¿Cómo surgió el oxígeno en nuestro planeta?

Es sabido que las plantas generan el oxígeno necesario para la vida en el planeta Tierra. Antes de que ellas existieran, en su lugar, las cianobacterias se ocuparon de liberar el preciado compuesto vital a la atmósfera. No obstante esta secuenciada cadena de generadores de vida, es cierto que la cantidad de oxígeno en la atmósfera terrestre cambió drásticamente muchas veces hasta estabilizarse hace unos 540 millones de años, sin que nadie haya podido hasta el momento explicar por qué.

¿De dónde surgió el agua?

Al momento de su formación, hace miles de millones de años, la Tierra era un planeta seco y por lo tanto incapaz de albergar vida, al menos del modo en que la conocemos hoy. Para la ciencia es muy probable que el agua haya sido importada a través de asteroides, cometas o meteoritos que colisionaron contra el planeta, aunque dada la escasez de evidencias es imposible corroborar la hipótesis y el misterio continua vigente.

 

¿Cómo es el centro de la Tierra?

Inspiración incluso para los relatos de ciencia ficción más recordados, el núcleo de nuestro planeta ha sido motivo de fascinación para los científicos desde la primera hora. Sin embargo, hasta hoy, nadie sabe cómo es ni de qué está compuesto exactamente. Algunos estiman que es líquido, otros afirman que es cristalino, y existen quienes piensan que en realidad es amorfo. Tampoco se sabe de qué elementos está hecho, ni cómo genera el campo magnético terrestre o a qué obedecen sus constantes variaciones.

¿Cómo nació la Luna?

Hablar de los misterios del planeta Tierra es hablar también de la Luna, al menos desde la perspectiva científica que vincula el nacimiento de esta última con una gigantesca colisión entre un objeto enorme y la Tierra, durante sus primeros años de vida. Así, tras el impacto colosal, una porción de superficie planetaria se habría desprendido para conformar lo que hoy conocemos como nuestro satélite natural, la Luna.

Nuestro enorme planeta no deja de sorprendernos y probablemente nunca dejará de hacerlo. En la Tierra existen muchos lugares y cosas que no tienen explicación lógica y hasta la fecha han sido sólo misterio para el ser humano.

Existen varios grandes misterios que, pese a las numerosas investigaciones y teorías que han elaborado los científicos, aún no han podido aclarar. La ciencia sigue intentándolo, pero estos son algunos de los más antiguos y significativos enigmas.

Planeta azul

¿De dónde vino toda el agua? Este elemento cubre el 70% de la superficie y le da el apodo de “Planeta azul”. Sin embargo, ¿cómo apareció? ¿Por qué es tan abundante cuando es casi inexistente en el resto del sistema solar? La mayoría de los científicos creen que cuando se formó la Tierra, hace unos cuatro mil quinientos millones de años, era un planeta seco y rocoso. La teoría más popular afirma que el H2O llegó en forma de varios asteroides enormes llenos de hielo.

Otra sugiere que el agua en realidad ha estado presente desde la formación y que la tierra fue creada por una nube de gas y polvo, la misma que creó el sistema solar. Dada la escasez de evidencias es imposible corroborar la hipótesis y el misterio continua vigente.

Tierra, ¿Por qué?

Es el único planeta en nuestro sistema solar cuyo nombre no proviene de un dios romano o griego. Proviene de las palabras en inglés antiguo y alemán, pero nadie sabe con certeza cuándo fue acuñado, ni por quién. La teoría principal es que los pueblos antiguos no sabían que era un planeta como todos los demás. Pensaron que los otros eran cuerpos celestes que giraban alrededor de ella, y los nombraron en consecuencia. Sin embargo, no hay evidencia concreta para esta teoría.

Oxígeno

Otra cosa que resultó muy ventajosa para la vida es el oxígeno. Y aunque realmente sabemos cómo se originó hace unos 2.400 millones de años, las criaturas microscópicas llamadas cianobacterias lo liberaron como un producto de desecho, llenando la atmósfera con él, los acontecimientos de los próximos eones son un poco menos claros. Después de eso, los niveles de este elemento subieron y bajaron hasta que finalmente se establecieron hace unos 540 millones de años.

Desde entonces, se ha mantenido en el nivel respirable que experimentamos hoy. Pero, ¿qué causó que se estabilizara de repente? Este sigue siendo uno de los mayores enigmas científicos sobre nuestros orígenes.

Explosión Cámbrica

No, no fue algo parecido al Big Bang. En su lugar, se refiere a la aparición de la vida compleja que ocurrió hace unos 540 millones de años. Durante la mayor parte de la historia antes de esa fecha, los seres vivos eran principalmente bacterias y plantas ultra simples. Pero al comienzo del período Cámbrico, la evolución parecía experimentar un crecimiento acelerado, y criaturas complejas comenzaron a evolucionar a un ritmo nunca antes visto. De repente, tenían cerebros, ojos y esqueletos. La mayoría de las especies vivas hoy en día pueden rastrear su linaje hasta este periodo.

Algunos científicos creen que la Explosión Cámbrica ocurrió como resultado del oxígeno, que se estabilizó justo al mismo tiempo. Pero tampoco están seguros de por qué sucedió eso. Otros creen que factores como el aumento de la temperatura y el desarrollo de ambientes acuáticos poco profundos también contribuyeron.

Placas tectónicas

La corteza terrestre está compuesta de varias placas tectónicas cambiantes. Los científicos solo pueden especular sobre cuándo y cómo comenzó el proceso. Parte de la razón por la que es tan difícil desenterrar los misterios detrás de estas es porque virtualmente no hay evidencias geológicas tan antiguas. Los científicos pueden aproximar que la actividad tectónica comenzó hace unos tres mil millones de años, pero nadie sabe cómo comenzó.

Gracias a su movimiento aparecen los terremotos, un fenómeno que aún no podemos predecir. Sin duda podemos intentarlo, pero nuestra tecnología actual no lo puede hacer con exactitud, algo similar a un pronóstico del tiempo. Se sabe que comienzan cuando las rocas se hunden bajo tierra y envían ondas sísmicas hacia la superficie, pero no han descubierto por qué sucede, ni cómo adivinar cuándo ocurrirá.

Núcleo

Hay mucho más en la Tierra que su superficie; la mayor parte del planeta permanece prácticamente inexplorado. La razón de esto, por supuesto, es que las condiciones debajo de la superficie son completamente inhóspitas. Se sabe que la capa debajo de la corteza, el manto, está compuesta principalmente de roca sólida de silicato. Pero el corazón sigue siendo un misterio.

Ha sido inspiración incluso para los relatos de ciencia ficción más recordados, el núcleo de nuestro planeta ha sido motivo de fascinación para los científicos desde siempre. Sin embargo, hasta hoy, nadie sabe cómo es ni de qué está compuesto exactamente. Algunos estiman que es líquido, otros afirman que es cristalino, y existen quienes piensan que en realidad es amorfo. Tampoco se sabe de qué elementos está hecho, ni cómo genera el campo magnético terrestre o a qué obedecen sus constantes variaciones.

La Luna

¿Cómo se formó? Los científicos no están seguros de cómo se desarrolló su compañero en órbita. Muchos creen que se creó por una colisión entre la Tierra y un protoplaneta un poco más pequeño. Las muestras de las misiones Apollo, sin embargo, han demostrado que su composición química es muy similar a la del nuestro. Esto sugiere que pudo no haber sido un cuerpo separado sino que en realidad se formó a partir de la Tierra.

Una tercera teoría, que sugiere que estaba ya separada, asegura que fue arrastrada a la órbita de la Tierra y proporciona la mejor explicación de por qué solo un lado de la luna nos enfrenta. Aún hoy, no existe un consenso científico universal que logre cumplir con todas las interrogantes sobre la formación y ubicación de nuestro preciado satélite natural.

Cráteres de Siberia

Son uno de los misterios geológicos más extraños y recientes. Ubicados en las penínsulas Yamal y Gydan de Rusia, estos inmensos agujeros se descubrieron en 2014 y no han dejado de crecer desde entonces. Se han hecho más grandes y más numerosos, dando lugar a multitud de teorías sobre por qué aparecieron.

La gente ha sugerido todo, desde un impacto de un meteorito hasta naves alienígenas. La explicación más común sugiere que provienen de burbujas de gas metano que explotan a medida que el permafrost siberiano se calienta, pero todavía continúan las investigaciones.

 

RECOPILACIÓN INVESTIGATIVA: ING. REYNALDO PEREZ MONAGAS

A %d blogueros les gusta esto: